Insólito: Beder Herrera se victimizó y dijo que no tiene nada que ver con la campaña del peronismo

264
Luis Beder Herrera

El ex gobernador Luis Beder Herrera salió al cruce del ministro de Defensa, Julio Martínez. “Alguien debería avisarle que no participo de esta contienda”, disparó.

Pese a que Beder Herrera eligió a los candidatos del PJ, fue clave en la ruptura del vicegobernador Néstor Bosetti con la conducción del peronismo y participa activamente de la campaña, el ex mandatario provincial escribió una carta en la que se victimizó.

“No deja de ser llamativo, cuando resta ya menos de un mes para las elecciones del 4 de junio, que quienes pretenden erigirse como la alternativa para el cambio y la transformación de la Provincia, no puedan hacer más que cuestionar y agraviar a mi persona”, indicó.

También le pidió a Martínez “preocuparse y ocuparse por resolver los serios problemas de los riojanos”, aunque cada vez que el ministro interviene en la provincia, lo acusan de hacer proselitismo.

Con una imagen negativa de entre 60 y 70 por ciento en todas las encuestas, Beder Herrera sigue participando de la campaña activamente en la medida en la que su estado de salud se lo permite. El PJ tiene un problema: el gobernador Sergio Casas y delfín de su antecesor no tiene el mismo carisma y necesitan blindarlo y despegarlo de los escándalos, pese a que avaló y fue partícipe de todo lo que ocurrió durante la gestión de Beder Herrera, de la que fue vicegobernador.

“Él quiere ser como (el ex presidente Carlos) Menem, un hombre de consulta, porque no está en condiciones de salud para ser candidato“, dijo hace un tiempo su secretaria Alejandra Allende a EL FEDERAL ONLINE.

Las contradicciones del discurso de Beder Herrera están a la vista. Por ejemplo, acusó a Martínez por la falta de inversiones, pese a que gobernó durante 8 años una provincia en la que el sector privado prácticamente no tiene peso. O le pidió “propuestas”, pese a que sus candidatos hablan como si no fueran parte oficialismo y no tuvieran la capacidad de transformar lo que prometen en ley.

Esto no quiere decir que la campaña de Cambiemos sea perfecta. En efecto, desde la elección de candidatos de escaso conocimiento hasta la falta de confrontación y de apoyo a las denuncias de corrupción, hay muchos aspectos que reprocharle a la mayor fuerza de oposición. Peor lo que esta editorial busca rescatar son las contradicciones de un Jefe de Estado provincial que dejó a la provincia sumida en la pobreza y hoy se manifiesta como si fuera un vecino más.

Lo más curioso, en todo caso, es que el ex gobernador, de hecho, actúa como si fuera candidato. Mantiene reuniones, hace promesas y se muestra como si fuera uno más en la lista del PJ. Frente a una dirigencia que desde 1983 está acostumbrada a prometer lo que no van a cumplir, para Beder Herrera hacer campaña es eso: mentir.

LEA MÁS: Denuncian que la fundación del chofer de Beder Herrera se quedó con 36 millones de pesos

COMPARTIR

Dejá tu comentario