5 personajes que me rompieron las bolas en el 2017

Por "El Chuy Riojano" - Especial para EL FEDERAL - Un poco de humor para arrancar el año.

156

Todos los años existen personajes del espectáculo, la política, el deporte o alguien del Facebook, que tuvieron la gran habilidad de crispar los nervios de cualquiera. Y el 2017 tuvo la particularidad de fueron varios los que llenaron todos los límites imaginables, poniendo a los argentinos como los más mansos, excepto los boludos que tiraron piedras en el Congreso.

Y en mi lista del 2017, voy a empezar por alguien que me dio muchos apuros en el baño, ya que cuando aparecía en la pantalla de televisión, me descompensaba como los K antes de que le cierren la puerta de la celda. Ella es Gladys, “La Bomba Tucumana”.

¡Pobre el novio o las antiguas parejas de esta chavona! Imaginate que cada vez que lloraba, su bipolaridad pasaba los 100 mhz, y cuando peleaba, era un terremoto con tsunami y todo. “¡Infumable mal!”, dirían los pibes, con la complicidad de Marcelo Tinelli, que le daba manija como si fuera Sharon Stone abriendo las piernas en la película Bajos Instintos. Prefiero no imaginarlo…

El segundo de los más pelotudos es el mismísimo presidente Mauricio Macri. Con esa onda “zen” y de espíritus buenos y energía positiva, me rompió las bolas mal. ¡Ni una cadena nacional hizo, cuando la mayoría le pedía a gritos que puteara a todos lo K, sin censura!

Qué bueno hubiera sido escuchar en cadena nacional las frases “La tenés adentro”, “Armen un partido y vayan a elecciones” o “¿Saben qué? No vuelven más”. ¡Hubiera sido mundial! Pero no, el boludo se fue hacer meditación “zen” con sus ministros al sur. Te saca…

El tercero, y no menos que el anterior, es Jorge Rial, sí, el supermacho. Se cansaron de ponerle los cuernos y ahora no se sabe quién es su pareja. Pero es sí, debe ser una pendeja.

Su moralidad en la vida lo desborda ante las injusticias, pero siempre elige pendejas. Y para colmo, se le nota la K en la frente como si fuera un soldado de la SS. Un espanto, y debe ser un “bagre” cuando se despierta el jovato. Este año cayó muy bajo, allá, bien lejos…

Siguiendo con la línea de los cuernos, quiero hacer un párrafo aparte a las jobatas que inundaron el Facebook con fotos haciendo “trompita” o “piquito”. ¡No da!

No quiero nombrarlas porque son millones, un ejército de chicas que quedaron congeladas en el tiempo y que volvieron a resucitar como los “muertos vivos”. ¡Un espanto! Alguien tiene que hacer algo.

Y quiero dejar el este personaje para lo último, porque fue el que se llevó todas las puteadas, pero que se llenó de plata. Este sí es el argentino prototipo, el número 1, el más vivo, el que te rompió las bolas todo el año. Es Diego Brancatelli.

Explotó su personaje de defensor K, y trabajó en todos lados. Es uno de los periodistas mejores pagos en la Argentina, y va por más. La paradoja es que Diego es fanático de lo que denosta, es macrista. Lo que pasa que no puede decirlo, y eso sí me rompe las bolas, porque aunque lo diga, nadie me cree.

Quedaron otros meros malos recuerdos como Pedro Alfonso, las ventas de Alejandro Fantino, el dedo maldito de Mirtha Legrand, y las gambas de Luis Majul, una descompesación serial.

Si tenés el tuyo, dale en los comentarios, es gratis.

Hasta la próxima

COMPARTIR

Dejá tu comentario