EXCLUSIVO: un preso de Misiones condenado por dos asesinatos en La Rioja se clavó un hierro en el hombro y se tragó varios pedazos de metal

ADVERTENCIA: IMÁGENES SENSIBLES AL LECTOR

3622

Su nombre es Gustavo Miguel Sanabria, autor del asesinato de dos mujeres en Pangacillo y condenado a cadena perpetua. En el día de ayer, se auto lesionó, según fuentes de EL FEDERAL, clavándose un hierro en el hombro, y tragando otros elementos, siendo internado y operado en el hospital Vera Barros.

Según testigos, Sanabria se auto lesiona por no tener respuestas de la justicia por la baja de su pena, ya que al momento del terrible asesinato de las dos mujeres en Pagancillo, el tenía 17 años.

ADVERTENCIA: IMAGEN SENSIBLE AL LECTOR

En diciembre del 2012, la Cámara Segunda en lo Civil, Comercial, de Minas, Criminal y Correccional de la Segunda Circunscripción Judicial, con asiento en la ciudad de Chilecito, condenó a Gabriel Esteban Carrizo, de Villa Unión y a Gustavo Miguel Sanabria oriundo de Misiones a “reclusión perpetua por el delito de doble homicidio calificado por el modo de ejecución y alevosía” de las hermanas Delia (47) y Elvira Leiva (52) ocurrido en marzo del 2010.

Los habitantes de la pequeña localidad de Pagancillo (departamento General Felipe Varela), se habían visto conmocionados cuando las mujeres fueron halladas en su hogar degolladas y maniatadas.

En este sentido, vale resaltar que al momento del aberrante hecho, Carrizo tenía 22 años, mientras que Sanabria tenía 17 y era menor de edad. Pese a que la defensa de los imputados apeló la sentencia, la misma fue convalidada por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Provincia.

Por tal razón, desde la Defensoría Oficial de Pobres y Ausentes de La Rioja, cuya titular es la doctora Myriam Bonetto, se interpuso un “recurso extraordinario” en representación de Gustavo Miguel Sanabria ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), argumentando que desde el año 2002, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le prohibió a nuestro país “condenar a reclusión o prisión perpetua a quienes hayan cometido delitos siendo menores de edad”.

Una nueva sentencia

En febrero del 2016 el caso llegó a manos del procurador General de la Nación, Eduardo Ezequiel Casal, quien finalmente determinó “otorgarle la razón al apelante en cuanto a la imposición de la pena de reclusión perpetua a Sanabria, quien era menor (de edad) al momento del hecho…” y “en tales condiciones” consideró que “la Corte Suprema debe revocar el fallo apelado (únicamente de Sanabria) y se dicte uno nuevo conforme a derecho”. Sin embargo hasta el momento no se efetivizó la resucción de la pena.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA