Vendimia Gay 2018: ya hay nuevos reyes en la fiesta más colorida del país

FOTOS Y VIDEO de la mayor fiesta gay del país

127

La Vendimia Para Todxs celebró su edición número 23 en un Arena Maipú no repleto del todo. El espectáculo encontró sus puntos más destacados en las performance de los bailarines. Además, hizo historia con el primer hombre trans en ser elegido Rey.

Si algo hay que reconocerle a la Vendimia Gay, rebautizada hace ya un par de años como Vendimia Para Todxs, es su intenso trabajo en ir por más en cada nueva edición para lograr mayor reconocimiento, aceptación y convocatoria dentro y fuera de la sociedad mendocina.

Los intentos por obtener estos objetivos fueron múltiples y diversos a lo largo de los años. En entregas anteriores fuimos protagonistas de distintas transformaciones en su abordaje artístico, como por ejemplo ensayos por emular los elementos clásicos del Acto Central, pasando por ficciones, teatro de revistas, y hasta la jugada apuesta de contratar al prestigioso grupo Caviar.

Todo suma a la experiencia de esta celebración de la comunidad LGTBIQ, ampliada al público general en el último tiempo, que ya no pasa desapercibida en la agenda cultural y turística de Mendoza. Recordemos que ya hace un tiempo integra el calendario oficial vendimial, un reconocimiento a fuerza de mucho trabajo y esfuerzo.

Vendimia para todos show 15

Pero todos estos logros obligan a la fiesta a tener que mejorar en cada nueva edición y no sentarse en los laureles obtenidos. Anoche disfrutamos de muchas cosas para destacar, pero también padecimos de algunos errores y falencias que deberían ser tenidos en cuenta.

“La Fiesta”

La decisión de este año fue un espectáculo basado en una colección de cuadros musicales. Esta compilación de momentos fue interpretada con gran profesionalismo y empatía por parte de los artistas, pero faltó un hilo conductor o estructura narrativa que guiara cada momento.

Si uno se pone a analizar minuciosamente cada cuadro se da por supuesto (quizás aquí recala el error) que hay una lógica de orden e intención detrás. Por ejemplo, el arranque con un cuadro protagonizado por diversos drag queens y bailarines enmascarados reflexiona sobre el concepto de “la careta” como un artilugio utilizado para ocultar la verdadera esencia de una comunidad que debió durante muchos años permanecer oculta, algo que “debe quitarse” para mostrarse tal cual uno es; o el momento charleston funcionó para cuestionar aquellos años donde el instinto del hombre era casi animal con respecto a la mujer, marcado por la cosificación, la posesión, el poder y el dominio.

Vendimia para todos show 7

A estos se sumaron números dedicados a distintos géneros musicales y un homenaje drag disco a los íconos pop de la diversidad. El resultado fueron distintas performances bien resueltas, aunque dejaron la impresión de estar completamente aisladas entre sí, como puestas al azar. Vuelvo a remarcar la importancia de los bailarines, verdaderas figuras que vienen demostrando su arte desde distintos escenarios locales.

A nivel puesta en escena y producción general el trabajo fue impecable. No solo la buena disposición de las gigantes pantallas, sino además los distintos efectos (luces, fuego, humo, etc) fueron fundamentales para cohesionar visualmente el espectáculo. Por su parte el vestuario fue funcional, espléndido y colorido en los momentos que se los requirió; provocativo y audaz en los números más sugerentes.

Vendimia para todos show 12

La conducción

Al igual que años anteriores se apostó a la fórmula de integrar figura porteña con la local. Florencia de la VMarinano CaprarolaLa Turca y Gabriel Canci fueron los encargados de llevar a cabo una conducción que no resultó del todo prolija.

Seguramente el error fue la utilización de un guión elaborado en base a nombrar patrocinadores que en cumplir la función de guiar al público en torno al espectáculo.

Vendimia para todos show 8

Además no es fácil llevar a cabo una performance con cuatro presentadores si no está del todo aceitada. Como resultado surgieron baches, improvisaciones forzadas y una serie de comentarios de carácter interno que solo lograron apartar la atención del espectador. En síntesis, hay veces que menos es más, pensando sobre todo que tanto Florencia de la V como Mariano Caprarola tienen mucha experiencia en la pantalla chica y ella además en su faceta teatral. Todos conocemos la veta de Gabriel Canci como un incansable productor y a La Turca como ícono indudable, pero anoche no se los notó en su máxima expresión.

Quizás diagramar el espectáculo en su totalidad en términos televisivos le jugó una mala pasada a la presentación, un claro ejemplo de esto fue lo extenso que se volvió, al menos en el Arena Maipú, el resumen del reality show de los candidatos, algo que quizás no se notó en la transmisión.

La coronación

Sin lugar a dudas el momento más importante y emotivo fue durante la proclamación de los nuevos reyes de la Vendimia Para Todxs, los verdaderos protagonistas de la noche. La soberana votada por el público fue Agostina Aguirre, de 22 años; mientras que Valentino Barboza, de 19 años, hizo historia como el primer hombre trans en ser elegido como rey.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA