Descubren a un hombre violando a su propia hija de 16 años en Salta

Un hombre fue detenido e imputado por el delito de abuso sexual en perjuicio de su hija adolescente tras ser sorprendido en su habitación cuando ésta dormía, abusando de ella. El acusado se encuentra separado de la madre de sus tres hijos hace siete años.

954

Un hombre fue detenido e imputado por el delito de abuso sexual en perjuicio de su hija adolescente tras ser sorprendido en su habitación cuando ésta dormía, abusando de ella. El acusado se encuentra separado de la madre de sus tres hijos hace siete años.

La Justicia de Salta investiga a un hombre por abuso sexual contra su hija de 16 años, en un caso que ocurrió en la pequeña localidad anteña de Luis Burela.

La Fiscalía Penal de Joaquín V. González, Delegación Apolinario Saravia, imputó al hombre, que tiene 33 años, por el delito de abuso sexual simple tras ser denunciado por su exmujer y madre de sus tres hijos por un hecho ocurrido en perjuicio de su hija adolescente. El acusado permanece detenido, mientras la investigación que lo tiene como principal acusado avanza.

De acuerdo a la información brindada por la Fiscalía interviniente, el caso ocurrió en la casa donde la menor vive junto a su madre, el nuevo compañero de la mujer, y dos hermanos de la víctima.

Los datos de las personas involucradas, incluso el de padre acusado, quedaron en reserva para preservar la identidad de la víctima.

El día que ocurrió el violento episodio, la adolescente se había retirado a su dormitorio para descansar durante la noche.

No trascendió información sobre el vínculo que mantenía el padre con los tres hijos y su exesposa.

Poco después de que ella se fuera a dormir, la actual pareja de la madre fue hasta el dormitorio de la menor, tal vez porque habría escuchado algún ruido que le llamó la atención.  Al abrir la puerta descubrió que el padre había ingresado a la habitación a ocultas de todos los habitantes de la casa, y estaba sometiendo a su hija a sus bajos instintos.

Un solo grito despertó a todos los moradores y desató el drama familiar por el abuso.

Pelea y denuncia

En un rápido movimiento, el padrastro logró sacar al acusado por la fuerza del dormitorio. Hubo una fuerte discusión y los dos hombres se trenzaron en una pelea en medio de la casa. Gritos y llantos se mezclaron con los ruidos de los puñetazos y golpes de muebles en el interior de la vivienda. La tranquilidad de la noche se había transformado en un infierno.

En determinado momento, cuando vio que su exmujer y la actual pareja de ella iban a llevarlo a la Policía, el padre logró huir de la vivienda.

Sin perder tiempo, la madre fue a la dependencia policial de Luis Burela a radicar una denuncia en contra de su ex.

Horas más tarde, con orden de la Fiscalía Penal interviniente y del Juzgado de Garantías, una patrulla salió en busca del acusado hasta que logró detenerlo y fue puesto a disposición de la Justicia.

Ayer, la Delegación Apolinario Saravia de la Fiscalía Penal de Joaquín V. González confirmó que el padre está imputado por abuso sexual por los tocamientos impúdicos en perjuicio de su hija menor de edad.

Desde la Fiscalía también se dispusieron diversas medidas para relevar pruebas. Se prevé que además de los testimonios de la madre y su pareja, los tres hijos -que serían todos menores de edad- declararían en cámara Gesell.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA