INSÓLITO AL CUBO – La ordenanza de la donación de tierras en Sanagasta está mal redactada y despierta suspicacias

295

No está claro si fue a propósito, para generar confusión o una burrada de la persona que la escribió, pero la ordenanza más polémica de los últimos años en Sanagasta está muy mal escrita y ni siquiera identifica el número de expediente en el que consta el proyecto presentado por la empresa beneficiaria.

La norma en cuestión es la que dispone la “donación con cargo” a la empresa Lince SRL de lo que serían 13 hectáreas al costado de la ruta 75 para un emprendimiento que, según sus dueñas, será un country.

Una donación siempre es en principio gratuita, pero la ley argentina permite que se imponga un “cargo”, que es una obligación impuesta a la persona que la recibe. Sería algo así como “te dono estos bienes, pero a cambio exijo tal cosa”.

El artículo tercero de la ordenanza que dispuso la escandalosa donación en Sanagasta a una empresa sin antecedentes impone un cargo absolutamente confuso, ya que dice que “el cargo que se impone será destinado para la realización de los proyectos programados y que serán dentro del plazo de (4) meses, para la ejecución en materia Turística, Habitacional y Comercial”.

La polémica ordenanza.

¿Qué quiere decir que el cargo “será destinado” a determinada finalidad? ¿No será que los terrenos (y no el cargo) deberán ser destinados a la construcción del proyecto? ¿Por qué el proyecto no tiene ningún tipo de identificación? ¿Y el número 4 entre paréntesis qué significa? ¿Por qué lo pusieron entre paréntesis? ¿La empresa tiene sólo 4 meses para hacer todas las construcciones desde que recibe el dominio? ¿Un country entero finalizado en 4 meses?

Al margen de que el proyecto está plagado de errores de ortografía y problemas de sintaxis, la siguiente oración del artículo 3 también es confusa, ya que establece que “durante la vigencia del plazo referido (4 meses) la adquirente no podrá transmitir ni a título oneroso ni a título gratuito el terreno en cuestión, como así también ni fracción ni loteo prohibido la disposición total y parcial de dicho inmueble”.

La pregunta del millón, es quién redactó la ordenanza. Está mal escrita. No hay dudas. Una nueva polémica se suma al escándalo. Alguien deberá dar explicaciones.

SEGUÍ LEYENDO:

Cerró la histórica estación de servicio de Sanagasta: “Me fundió Refinor, porque el municipio le compra todo”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here