La historia detrás de la filmación íntima de Nahir Galarza, el video sexual más buscado de la Argentina

Fue encontrado por un abogado querellante del caso luego de que Gendarmería peritara el celular del joven asesinado y desató amenazas de suicidio de la joven en pleno tribunal

6965

Internet tuvo una pequeña explosión el 11 de junio pasado cuando Nahir Galarza amenazó al fiscal Sergio Rondoni Caffa con suicidarse en medio del juicio que la condenó a prisión perpetua por matar a tiros a su ex novio Fernando Pastorizzo. Ese día fue el turno para declarar ante el tribunal de Gualeguaychú de los peritos informáticos que se encargaron de rastrear fotos, filmaciones y mensajes en los teléfonos de víctima y victimaria.

El iPhone 6 de Nahir había sido particularmente revelador: un analista de la Procuración de Entre Ríos encontró 104 mil mensajes entre la joven y Pastorizzo, videos entre tiernos e inocentes de pocos segundos en donde Pastorizzo bailaba con una toalla atada a la cintura, en donde el chico asesinado le masajeaba el pie a Nahir, que sentada en su silla junto a sus abogados los veía proyectados en una pantalla blanca. Nahir sonreía, a pesar de que los videos no favorecían el planteo creado por su defensa, de que Pastorizzo no había sido su novio, que lo que tenían era solo sexo casual en una relación enfermiza basada en golpes y palabras denigrantes.

El perito de la Procuración entrerriana también tuvo a cargo desentrañar lo que había en el teléfono Motorola que perteneció a Pastorizzo. No pudo ir más allá de la clave que bloqueaba el aparato. Un analista de la Gendarmería Nacional tuvo más suerte: logró extraer archivos de la nube informática de la víctima para que sean analizados por los fiscales Sergio Rondoni Caffa y Lisandro Beherán, los abogados defensores Horacio Dargainz y José Ostolaza y los querellantes Rubén Virué y Juan Carlos Peragallo.

Nahir y su abogado, Horacio Dargainz, en la audiencia del 11 de junio.

Nahir y su abogado, Horacio Dargainz, en la audiencia del 11 de junio.

Este último encontró en la devolución de material de Gendarmería un video en particular, de dos minutos y medio de duración, una filmación donde se ve a Nahir y se oye a Pastorizzo. Peragallo, que representó a Gustavo, el padre de la víctima, pidió al tribunal presidido por el juez Mauricio Derudi que ese video sea proyectado en la audiencia del 11 de junio, con una suerte de preludio en pequeñas capturas.

Nahir rompió en llanto al verlas, llegó a la sala y regresó, para amenazar con suicidarse. “Me tienen humillada, me tienen podrida”, lanzó. Tenía toda la razón: su vida sexual, la vida sexual de una chica de 19 años, estaba a punto de ser lanzada a un proyector en una audiencia oral y pública con periodistas presentes, una audiencia en donde había hasta vecinos curiosos de la zona fascinados con el caso. Con su llanto, Nahir logró que no lo hicieran. Es decir, ¿qué objeto tenía? ¿Para qué? ¿De qué servía?

El juez Mauricio Derudi (centro) (Ricardo Santellán)

El juez Mauricio Derudi (centro) (Ricardo Santellán)

Peragallo quizás quería probar un punto: sabía que el video transcurriría en la casa de los Galarza, a plena luz del día, que su existencia podía esmerilar el relato de la defensa. Los fiscales conocían su existencia antes de la audiencia: Beherán y Rondoni Caffa lo habían visto unas tres semanas antes de su audiencia luego de que Peragallo lo descubriera. Sin embargo, decidieron no pedir su proyección. Los videos de mimos y caricias en el iPhone ya eran suficiente para acreditar el agravante de vínculo, la escena de sexo en el Motorola de la víctima no era prueba de peso, no gravitaba en los cálculos de los acusadores de la Procuración, Nahir reconoció los contactos sexuales en sus declaraciones. Si lo decía, ¿para qué mostrarlo?

En su casa, Marcelo Galarza, el padre de Nahir, estaba enfurecido tras enterarse: consideró a la maniobra una bajeza rancia, un acto de crueldad deliberada, una falta de respeto a una chica de 19 años.

El juez Derudi frenó la audiencia. Decidió que el tribunal vería el video en privado si alguna vez lo hacía. Y más allá de esta tormenta judicial estaba el resto del mundo, convertido en un gran grupo de varoncitos cachondos en WhatsApp: el video, sin estar online hasta hoy, se convertía en el contenido sexual más buscado de la Argentina. Google Trends registró un pico casi vertical en su curva para la búsqueda del término “video Nahir Galarza”.

Nahir, por su parte, se convirtió en la principal tendencia argentina para el sitio porno global Xvideos.com, obtuvo su propio tag en la barra del sitio junto al actor XXX español Jordi “El Niño Polla”. Un video de una escena sexual con un joven que se parece en algo a Pastorizzo aunque un poco mayor y una chica que no se parece en nada a Nahir. Ese video, un cazabobos viral, hoy supera las 520 mil visitas en el sitio. Hay otras escenas de sexo grupal, o con el cliché de la colegial también con el rótulo de la joven, para superar el millón de visitas entre todos estos clips. El problema, ahora, es quién tiene en su cajón o en su computadora el video sexual más buscado de la Argentina, o quién se rebajará a filtrarlo.

Nahir Galarza y Fernando Pastorizzo en una de las pocas imágenes que trascendieron de ellos juntos.

Nahir Galarza y Fernando Pastorizzo en una de las pocas imágenes que trascendieron de ellos juntos.

Una fuente clave en el expediente dice a Infobae: “Lo tiene la querella, puede que lo tenga la defensa y pasó por Gendarmería, que hizo la pericia. De dónde pueda salir, no sé”. ¿La fuerza federal se quedó con una copia? Una voz de peso allí lo niega. “Se entregó todo a la Justicia bajo estricta cadena de custodia. No nos quedó copia o back-up alguno”, asevera.

La fiscalía ya no lo tiene, de acuerdo a voces judiciales en Gualeguaychú. Beherán y Rondoni Caffa le entregaron la causa completa al tribunal con el video en un DVD: ese DVD hoy está en poder del juez Derudi mismo, que lo guarda bajo llave. Aun así, cuando la sentencia quede firme, el presidente del tribunal que condenó a Nahir deberá entregar la causa y el DVD al magistrado que sigue en la cadena, el juez de ejecución penal Pablo Ledesma. 

Al final, el movimiento del querellante Peragallo no sirvió de nada: solo logró que Nahir entrara en una crisis de llanto, que amenazara con quitarse la vida y que decidiera dejar de asistir al juicio para volver poco después, algo que garantizó la atención de la prensa sobre el juicio en general y ella en particular. Los fundamentos de la sentencia se conocerán en los próximos ocho días pero, al parecer, el video sexual no tuvo ningún peso en la decisión de sentenciarla: según fuentes cercanas a los jueces, los tres magistrados nunca lo vieron hasta hoy.

En paralelo, el gran grupo de varoncitos de WhatsApp que busca algo que no puede encontrar no se detiene: esta semana, Nahir se convirtió otra vez en la principal tendencia en Xvideos tras la condena a prisión perpetua. 

Nahir, tendencia en Xvideos.com.

Nahir, tendencia en Xvideos.com.

Por 

Infobae

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA