EXCLUSIVO – Celos, separaciones y cuatro disparos: los detalles del femicidio que conmueve a La Rioja

20666
Jessica Oviedo

A esta altura para los investigadores está confirmado: lo que ocurrió en el barrio Vargas fue un femicidio. La autopsia que se practicó ayer a la noche en la Morgue Judicial terminó de corroborar la sospecha de la policía y lo más probable es que el lunes el expediente sea trasladado desde el Juzgado de Instrucción que conduce el Gustavo Farías al despacho de Gabriela Asís, titular del Juzgado de Instrucción en Violencia de Género.

Fuentes judiciales confirmaron a EL FEDERAL que el cuerpo de Jessica Oviedo tenía tres impactos de bala, mientras que el de Heber Santiago Gómez, de 25 años, tenía un tiro en la cabeza. Los investigadores están convencidos que la asesinó antes de suicidarse; todo, en presencia del bebé de 2 años que tenían en común.

Los dos eran policías. Gómez, a su vez, era de familia policial: su padre era Teodoro Santiago Gómez, que dirigía la Escuela de Policía cuando murió el cadete Emanuel Garay. Heber había egresado en 2014 como suboficial.

Este medio no pudo confirmar hasta ahora si Gómez había aprobado el test psicológico, que está a cargo de la fuerza. Las nuevas autoridades de la Escuela de Policía, con Ilda Lucero a la cabeza, reclaman que les den un presupuesto para poder hacer las pruebas del apto psicológico todos los años en la institución antes de que los cadetes egresen.

Teodoro Gómez, el padre del presunto femicida, dirigía la Escuela de Policía.

Uno de sus jefes en la División de Accidentes Viales contó a EL FEDERAL que Oviedo y Gómez tenían una relación que incluía “muchas discusiones y separaciones” y que el eje del conflicto giraba en torno a los celos de él.

No obstante, este medio pudo corroborar que no hubo denuncias previas formales por violencia de género en la justicia ni en la policía. Incluso sus vecinos y familiares no estaban al tanto de esta situación conflictiva.

Oviedo tenía otra hija, una nena de 6 años que había tenido con su pareja anterior. Sus compañeros sospechan que parte de los celos tenían que ver con esta situación, aunque en su familia lo desmienten y aseguran que la relación de Gómez con la niña era buena.

Ayer algo explotó. No están claros los motivos. En internet circulaba la información de que la discusión que desembocó en el femicidio fue por un tema económico, pero se trata de un mero rumor que ni siquiera fue mencionado por los investigadores. Lo cierto es que los vecinos sospecharon que nos los vieron por la mañana en la vivienda del barrio Vargas que compartían, un vecino y su hijo se fijaron por el agujero del picaporte, vieron un cuerpo y mucha sangre, y decidieron ingresar al departamento.

Aunque todo indique que se trató de un femicidio -el segundo del año en La Rioja, tras el asesinato de Deolinda Torres-, la justicia deberá investigar para corroborar la hipótesis. Si el expediente sigue su curso esperable, en la semana la jueza Asís continuará tomando testimonios y afilando los detalles de la investigación que por ahora encabeza con mucha seriedad el juez Farías.

SEGUÍ LEYENDO:

LA RIOJA CONMOCIONADA – Quiénes eran los policías hallados muertos en el barrio Vargas: investigan un femicidio seguido de suicidio

DEJA UNA RESPUESTA