Terribles detalles de la autopsia en los cuerpos de los policías muertos en femicidio en barrio Vargas

18620

Fuentes policiales divulgaron los resultados completos de la autopsia que se practicó en la noche del viernes a los cuerpos de Heber Santiago Gómez y su pareja Jessica Mariela Oviedo Falon, y cuyas conclusiones preliminares fueron adelantadas ayer por EL FEDERAL. Los investigadores están convencidos de que se trató de un femicidio seguido de suicidio.

De acuerdo al informe, Jessica recibió tres disparos. Los primeros ingresaron por una pierna y un brazo, que al parecer estaban flexionados, y luego recibió un tercer disparo en el hemitórax derecho, que salió por el lado izquierdo.

Los disparos “lesionaron grandes vasos (aorta y/o corazón) con hemotorax masivo y agonía breve”.

El cuerpo de Gómez tenía un disparo en el parietal derecho y un orificio de salida en el izquierdo, “a dos centímetros de la línea biparietal izquierda”, según el reporte, lo que le provocó una “hemorragia cerebral masiva”. Murió al instante.

Tal como reveló ayer EL FEDERAL, los cuerpos fueron hallados por un vecino y su hijo, que al no notar movimiento en el departamento que compartían en el barrio Vargas, observaron por la mirilla de la puerta y vieron un cuerpo y mucha sangre.

Jessica y Gómez eran policías y se desempeñaban en la división de Accidentes Viales. Él se había recibido en 2014 en el Grupo B de la Escuela de Cadetes que dirigía en ese momento su padre, el ex comisario Teófilo Santiago Gómez.

NOTA RELACIONADA

EXCLUSIVO – Celos, separaciones y cuatro disparos: los detalles del femicidio que conmueve a La Rioja

DEJA UNA RESPUESTA