PRIMICIA – Qué declararon los acusados de matar a Claudia Castillo durante un robo en La Rioja

Por Juan Parrilla

2856
Los dos acusados

Miguel Palacios y Micaela Villarruel, los dos detenidos por el crimen de Claudia Castillo durante un arrebato, ampliaron hoy sus declaraciones y apuntaron contra Diego Cortez, conocido como “Oreja”, según las actas de los testimonios a las que accedió EL FEDERAL.

Los dos habían sido detenidos el año pasado y en su momento se negaron a declarar. Poco después Villarruel fue liberada por ser menor de edad, hasta que hace 10 días volvió a prisión. Ambos están acusado de asesinar a Castillo el 4 de enero del año pasado tras tirarla de su moto para robarle en la esquina de la calle Portezuelo y el pasaje Quinteros, en el barrio San Nicolás.

Esta mañana, alrededor de las 9, los dos fueron trasladados al Juzgado de Instrucción Nº2, donde declararon sin aceptar preguntas del juez ni de la querella encabezada por el abogado Sergio Gómez.

Luego de ratificar que es inocente, Villarruel dijo que una noche, cuando estaba comiendo una pizza con la familia Palacios, llegó “Oreja” Cortez y les ofreció a ella y a su novio Palacios comprar un Samsung J1 -que sería el de Claudia Castillo- por 500 pesos. Ellos acordaron juntar el dinero -según Palacios se lo pidieron a sus madres-, y luego de probar el teléfono durante unos días, lo compraron.

Palacios declaró que poco después personal policial se presentó en su casa y le preguntó por el celular. El joven dijo que le reclamó esta situación de Cortez, quien le habría respondido “quedate tranquilo que la chinita es menor”. Aclaró que no sabía quién era “la chinita”, aunque parecería referirse a Villarruel.

Lo cierto es que los dos, Villarruel y Palacios, coincidieron en afirmar que el teléfono finalmente se bloqueó y que le pidieron a Cortez que les devuelva el dinero, pero que en su lugar les entregó droga.

Según Villarruel, Cortez recibió el teléfono y se lo vendió a Natalia Flores, que era su vecina. Palacios, en tanto, aseguró que “a los 3 ó 4 días” Cortez se encontró con un tío suyo, quien le compró el celular.

Claudia del Valle Castillo, la víctima

Otro pasaje de las declaraciones en el que ambos coincidieron es en contar que a Cortez lo conocían porque les dejaba paquetes para que se los cuiden. Villarruel afirmó que no sabía qué había en su interior, mientras que Palacios reconoció que tenían droga.

Las fotos

La familia Castillo empezó a apuntar contra Villarruel y Palacios cuando Fiama, la hija de Claudia Castillo, se metió en la cuenta de Facebook de su madre y detectó, según recordó a EL FEDERAL, que dos horas después del crimen se habían cargado unas fotos de los acusados en el Parque de la Ciudad.

Los dos acusados hablaron del tema en sus declaraciones. Villarruel dijo que las fotos en cuestión fueron sacadas con un Samsung J7 de una hermana de ella que fue robado en una chaya.

Palacios, en tanto, aseguró -según el acta- que “nunca se sacó fotos en el Parque de la CIudad con Mica en los días que fue” el crimen y que “sí se sacó fotos, pero no fueron dentro de los días del hecho que se investiga”.

Una fuente judicial detalló a EL FEDERAL que “las dos audiencias fueron muy cortitas” y que en ambas estuvo presente el abogado Daniel Moreno, que comparten los acusados.

Tras declarar, Palacios fue llevado nuevamente al Servicio Penitenciario Federal, mientras que Villarruel fue trasladada a la Unidad de Asuntos Juveniles. Ambos seguirán detenidos.

SEGUÍ LEYENDO:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here