La muerte de Alan Suarez y su calvario que se podría haber evitado: “El pidió ayuda a gritos de su situación y nadie lo escuchó”

Por Angel Flores

2537

EL FEDERAL pudo reconstruir las últimas horas de vida de Alan Suarez (11), que puso fin a su vida en la ciudad de Chepes, en un caso que conmovió a toda La Rioja y que si sus pedidos hubieran sido escuchados, hoy estaría con vida.

Varios fueron los mensajes a nuestra redacción, y también en las redes sociales, que indicaron que Alan pidió ayuda en la escuela, también lo hizo en la comisaría de la mujer, el juzgado de Chepes, además de varios familiares y amigos.

“La situación legal del niño era complicada, el quería vivir con su padre, pero la jueza se negó y le puso una perimetral que no dejaba acercarse a su madre biológica. El pidió ayuda a gritos de su situación, y nadie lo escuchó”, dijo un allegado al entorno de la familia a EL FEDERAL.

Agregando un dato conmovedor: “Alan se escapaba para ver a su padre a escondidas”.

“Estoy cansado de que me maltraten, me voy a matar”, “fue la frase que muchos escucharon y que nadie escuchó”, según contó una persona muy cercana al entorno del niño.

“El disparador de su calvario fue ese, la separación de sus padres, los maltratos y el no poder vivir con su papá”, señalaron.

Hasta se supo que el pequeño a las 3 de la mañana, “estuvo en la comisaría de la mujer pidiendo ayuda”, según un alto jefe que estuvo en el funeral. “El fue cuatro veces a la comisaría”, señaló.

Pero las dudas comenzaron cuando EL FEDERAL habló con el padre de Alan, Francisco Suarez, que dio un testimonio desgarrador a nuestro medio, que será difundido en las próximas horas.

Lo cierto es que todos los organismos de contención, ante el pedido de Alan fallaron. Todas las herramientas que podía evitar esta muerte pasaron por alto un sinnúmero de irregularidades que el padre expuso en una entrevista exclusiva.

NOTA RELACIONADA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here