PERDIMOS EL “SENTIDO COMÚN”

97

Año de elecciones y mucha publicidad engañosa, sentimental, con promesas que casi ya sabemos que nos van a decir de un lado o del otro. ¿Curioso no?, o quizás no tanto para los que tenemos canas y sabemos la demagogia de los candidatos al decir lo que queremos escuchar.

La mayoría, y hablando específicamente de La Rioja, los candidatos llevan 30 años -algunos más- y cuando vuelven año tras año a hacer campaña, dicen lo mismo. Es como si de repente se despertaran con la solución mágica de solucionar todos los males que ellos mismos crearon.

Falta de trabajo, sueldos bajos, inseguridad, inflación, dolar y cualquier tema que le duela a la sociedad, son algunos de los items que los candidatos le dan solución inmediata. Año tras año.

Pero en los últimos años los argentinos han incorporado una conducta transferida a la política que llama mucho la atención, la pérdida del “sentido común”.

Se trata de la capacidad natural de juzgar los acontecimientos y eventos de forma razonable, o la facultad para orientarse en la vida práctica con argumentos y pensamientos lógicos. Algo así.

Y los primeros en perder tal facultad son los propios candidatos que sin vergüenza y desfachatez, cambian de partido, ideología o del propio archivo, cuando algunas vez dijeron una cosa, y hoy hacen lo contrario. Caso Sergio Massa, Alberto Fernandez, y hasta se podría citar a Miguel Angel Pichetto, entre otros.

Esto se trasladó al colectivo político de los argentinos, ya que hoy no importa si un candidato procesado en terribles causas de corrupción, 7 pedidos de desafuero, y 5 pedidos de detención sea candidato a la vicepresidencia de la nación, como es el caso de Cristina Kirchner. La cito porque es el caso más escandaloso en la Argentina.

O como ejemplo de escándalos, hoy en La Rioja, sea candidato un ex gobernador que todos vieron en un video porno con una menor, y nadie diga nada.

Definitivamente perdimos el sentido común. No puede la ideología estar por arriba del pensamiento lógico, o perder esa capacidad de tener valores honestos, o dejar de ser razonable ante hechos debidamente comprobados.

La política tiene muchas sorpresas en medio de una campaña, pero lo que estamos viviendo por estos días, ya se salió de todos los límites que una persona normal puede tener como valores honestos, o a menos razonables.

La lógica, y poniendo “sentido común”, nos indica que si dejamos que la ideología este por arriba de los valores honestos o razonables, tendremos el mismo resultado de todos los males que nos aqueja. No nos van a dar ninguna solución porque cuando estuvieron, no la dieron. Y, ¿porqué tendría que creerles ahora?.

Quizás si de ahora en más volvemos a tener “sentido común”, podamos tener la capacidad de limpiar de la política de La Rioja y de la Argentina, a quienes le hicieron tanto mal, y de paso, dejar de que se sigan enriqueciendo a costillas de los ciudadanos de a pie. Algo que todos saben, pero que nadie habla.

Por Ángel Flores

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here