Dichas declaraciones fueron formuladas durante una nueva manifestación realizada este miércoles en horas de la mañana en la sede de los tribunales de Chepes. El padre Alan Suarez, el niño de 11 años que fue encontrado sin vida, exige celeridad en la investigación sobre las causas del deceso.

Los familiares volvieron a manifestarse pidiendo que el caso judicial avance y que se haga justicia.

“Sigo sosteniendo que mi hijo no se suicidó, porque era un chico muy alegre y el no se iba a quitar la vida”, expresó Francisco “Chalela” Suarez al diario digital El Cronista.

El padre del menor insistió con conocer la verdad y señaló que pasó mucho tiempo del momento del hecho, más precisamente trascurrieron 5 meses y aun no se conoce si se trató de un suicidio u homicidio.

TE PUEDE INTERESAR

Por admin