Según medios locales, Juan Cano habría sufrido una descompensación en la tarde de hoy. Las primeras versiones indican que sería un principio de ACV (accidente cerebro vascular), por estrés y que su estado psicológico es delicado.

Se supo además que Cano en las ultimas semanas estuvo realizando varios análisis médicos y psiquiátricos a pedido de la justicia, para no revocar el beneficio de la prisión domiciliaria, motivo que lo tuvo muy nervioso, con un alto nivel de estrés.

También lo confirmó el doctor Emilio Pagotto, abogado defensor de Cano a Medios Provincia. En la ocasión se refirió al estado de salud del imputado por el asesinato de Diego Torres.

«Cano pesa casi 40 kilos menos de cuando ingresó y eso no es normal, le afecta a diferentes órganos, pero tendremos que esperar hasta mayo en esas condiciones y gran parte de la responsabilidad a tiene Fiscalía», sostuvo el abogado defensor.

Se espera desde el hospital Vera Barros la confirmación de lo sucedido, y de los próximos pasos a realizar por la defensa de Cano, para que no vuelva a prisión.

Fuente: Nadia Araya