El Secretario de Seguridad de La Rioja, Pedro Fuentes, denunció esta mañana un grave hecho de corrupción, que involucra a la cúpula policial de la gestión anterior. La maniobra esta relacionada con el cobro de adicionales a las Estaciones de Servicio por un monto de 3 millones de pesos.

Según, el Secretario de Seguridad, Pedro Fuentes, el «modus operandi», era que un móvil de la Policía de La Rioja, recorría las casi 27 estaciones expendedoras de combustible, para recaudar los adicionales, que luego no tenia ningún tipo de rendición a la administración de la Jefatura.

El monto de lo recaudado de manera fraudulenta, ascendería a casi $3.000.000 por mes. Fuentes, también aseguro: «la policía de la Provincia, se había convertido en una financiera».

En las próximas horas, según fuentes de EL FEDERAL, se estarían denunciando penalmente a los efectivos policiales involucrados.