Julio Cesar Pes de 66 años, fue procesado por la justicia en Chepes y estaba desde hace un año detenido en la cárcel de nuestra Ciudad por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante”.

La jueza Roldán en su momento consideró que además se produjo grave daño en la salud mental en la víctima, hecho que habría ocurrido cuando la niña tenía aproximadamente 9.

Luego de un allanamiento que se realizó en diciembre en una vivienda de Avenida Belgrano Norte del barrio Belgrano, quedó detenido el individuo de 66 años, quien fue acusado del grave delito de abuso sexual gravemente ultrajante, con grave daño en la salud mental de la víctima.

En el día de ayer, el juez de instrucción subrogante de la localidad de Chepes, Juan Isidro Cáceres le concedió la prisión domiciliaria.

La noticia causó conmoción en la comunidad y en los padres de la nena, de apellido Ibañez, que en el día de ayer se enteraron de la liberación de Pes, publicaron una estremecedora carta:

IMPUNIDAD Y VERGÜENZA EN CHEPES

Hoy como padres, víctimas del atroz delito que cometió Cesar PES en contra de nuestra hija, nos dimos con la triste noticia que el Señor Juez, por así decirlo, Juan Isidro Cáceres, le otorgo la excarcelación al abusador de nuestra hija y como si esto fuera poco, en burla hacia nosotros, primero lo dejaron en libertad, lo comunicaron por las redes sociales y recién le notificaron la resolución a nuestros abogados, así hoy por hoy reina la impunidad en el Juez a cargo del Juzgado de Instrucción, que no solo no tiene conocimiento de derecho sino que ha demostrado que no tiene criterio moral ni ético para tan enorme cargo.

Hoy nuestra hija se encuentra desprotegida, sin nadie que pueda ayudarla y auxiliarla de su abusador que camina ya libre por las calles de Chepes, sino que ese hombre también puede entorpecer el accionar de la justicia.

Que tristeza que nos da la justicia hoy por hoy, que vacíos nos ha dejado, porque es inaudito que un hombre que puede tener una pena máxima de 20 años de cárcel se mueva impunemente por cualquier lugar de nuestra querida ciudad, teniendo contacto con menores, quizás hasta llevándolos de nuevo a la escuela, nuestra hija tenía 9 años, solo 9 años cuando le ultrajo su inocencia!!!.

Hoy ante esta resolución de libertad que dio el Juez Cáceres todos los detenidos deben estar en libertad, los que robaron, los que estafaron hasta los que asesinaron, debemos cuidarnos, porque con esto deberán abrir las puertas de todas las comisarías para dejar en libertad a TODOS!!!. Si un abusador esta libre porque no van a estar todos los demás???.

Vergüenza y tristeza es lo que resume el actuar del Juez Cáceres y lo hacemos responsable de lo que pueda pasarle a nuestra hija, quien tiene tratamiento psicológico a causa del trauma que sufrió por el abuso que vivió y, a nosotros como su familia, porque NUNCA nos tuvo en cuenta, somos VICTIMAS Sr. juez, VICTIMAS!!! Dios lo libre de tener que pasar por lo que nosotros estamos viviendo a causa de su mal accionar. JUSTICIA, solo pedimos JUSTICIA!!

Fuente: Nadia Araya