Se entregaron más de 2 millones de pesos a efectores de Capital y el interior

0
306

El ministro de Salud Carlos Vergara hizo entrega este martes de fondos pertenecientes al proyecto Proteger a hospitales y centros primarios.

Son dos millones cien mil pesos que fueron destinados a los CAPS: San Vicente, Ofelia Bazán de Lozada, San José, Antártida Argentina, Faldeo del Velasco, La Cañada y Benjamín Rincón. Mientras que en el interior se entregaron fondos a los representantes de los hospitales de Villa Castelli, Guandacol, Famatina, Vichigasta, Catuna, Milagro, Los Robles, Malanzán, Ulapes y el centro de salud Altos de Chilecito.

Es importarte mencionar que el proyecto Proteger es financiado por el Banco Mundial, y tiene como finalidad mejorar la atención integral en aquellos casos de enfermedades crónicas no transmisibles y a su vez, prevenir los factores de riesgo. Cubriendo de esta manera las necesidades de la población adulta que no poseen cobertura de obra social. Siendo en nuestra provincia alrededor unos 126 mil riojanos.

Mediante estos fondos se podrá impulsar las actividades de los efectores sanitarios, potenciando la calidad de servicio y poniendo el acento en la detección de las patologías crónicas, tratamiento y seguimiento de los pacientes.

Acompañaron al ministro Vergara las secretarias de Prevención y Promoción de la Salud, Marcia Ticac,  de Atención a la Salud, Liliana Vega Reynoso; la subsecretaria de Planificación y Ejecución de Programas de Salud, Emilia Parco; el Subsecretario de APS, Adolfo Vega; el subsecretario de Atención Territorial, Emergencias y Catastrofes, Gonzalo Calvo; jefes de zona, entre otros funcionarios de la cartera, en representación de Prokteger Cristian Caminos y el director de Enfermedades Crónicas no Transmisibles Aaron Kaen.

En este marco, el ministro de Salud Juan Carlos Vergara destacó que la cartera es una institución de puertas abiertas, que trabaja para impulsar el crecimiento de los efectores en la provincia.

Además, indicó que se busca “fortalecer la calidad de atención y trabajar sobre los factores de riesgos en esta área importante que son las enfermedades crónicas no transmisibles; esta área es trabajado desde el programa Proteger, y nosotros hemos enviado los recursos a aquellos efectores que han hecho este trabajo”.

Los efectores podrán hacer uso de estos recursos para “adquirir equipamiento, hacer mejor edilicias y también invertir en capacitación, que creo que es lo más importante. Ahora se está trabajando para que entre todos se pueda ver cuáles son las prioridades y se haga el gasto de la mejor manera posible” expresó Vergara.

Por su parte, Aaron Kaen, director de Enfermedades Crónicas no Transmisibles comentó que “hoy por hoy, las epidemias crónicas son aproximadamente la causa del 60 % o 70% de la mortalidad en la población mundial, y en nuestro país la estadística es básicamente la misma”.

Asimismo, destacó que en esta época se da prioridad a las enfermedades infecciosas agudas, pero “hay una epidemia crónica que viene azotando al mundo desde hace muchísimo tiempo, y que a veces por ser crónica y estar conviviendo entre nosotros, es que la dejamos de dar importancia todos los días”. Estas son las enfermedades están relacionadas con las patologías cardiovasculares, la hipertensión, diabetes, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas entre otras.