La Rioja amaneció con poco movimiento en sus calles, pero con el correr de las horas la situación se empezó a revertir y, al tránsito de autos y motos, se sumaron filas en cajeros y supermercados.

Antes que nada, una aclaración: los cajeros y supermercados van a seguir funcionando durante la cuarentena. Las compras necesarias se podrán haber hoy, el miércoles que viene o dos días antes de que termine el aislamiento. La orden es evitar salir en caso de que no sea necesario.

Para su tranquilidad: desde el sindicato La Bancaria se aclaró que los cajeros serán recargados «asiduamente». Lo avisó Orlando Gómez, titular del gremio a nivel provincial. También el gobierno nacional subrayó que está garantizado el abastecimiento. En los mercados de La Rioja sólo se vio faltante de los mismos productos que escasean hace días: repelente y alcohol en gel. Nada más.

Mientras tanto, hay personal de las policías de La Rioja y federal, y miembros de Gendarmería recorriendo el territorio para garantizar el cumplimiento de la cuarentena. Y se avisó que para los infractores las sanciones serán muy serias. Pueden incluir persecusión penal y hasta el pago del costo de los operativos.