A través de Twitter, el gobernador Ricardo Quintela anunció un endureció las condiciones de la cuarentena en La Rioja por la pandemia de COVID-19 durante el fin de semana largo.

En primer lugar, el mandatario adelantó que durante todo el viernes los locales comerciales deberán permanecer cerrados. Las únicas excepciones son las farmcias y los locales de proximidad de ventas de alimentos.

El resto de los comercios podrán retomar sus actividades el sábado a las 8 de la mañana, pero continurán las restricciones a los supermercados, a los que se podrán accedir según el cronograma de atención por DNI. A su vez, esa misma modalidad se aplicará a los locales de pagos de servicio.

Por último, Quintela informó que hasta el lunes a las 8 horas no se podrá vender ni transportar alcohol en toda la provincia. La ley seca será absoluta durante los últimos días de la Semana Santa.

Horas después del anuncio de Quintela se conoció el decreto completo, donde se detallan las decisiones del mandatario provincial: