Insólito: tramitó el permiso para ir de La Rioja a Buenos Aires pero a mitad de camino le dijeron que no era suficiente

Liliana está varada desde hace más de un mes y quiere regresar a su hogar. Sus críticas a la falta de coordinación entre el Gobierno nacional y las provincias

0
690

Liliana nunca se va a olvidar de sus últimas vacaciones en La Rioja. Hace más de un mes viajó a la provincia para a visitar a parte de su familia y desde que se dictó la cuarentena lucha por volver a su casa en Buenos Aires.

Esta semana, el Gobierno nacional implementó un nuevo permiso para que las personas que quedaron varadas dentro del país debido al cierre de casi todas las fronteras provinciales puedan hacerlo.

Liliana fue una de las 20 mil afortunadas que obtuvo el certificado antes de que la página oficial de “Regreso a casa” dejara de funcionar.

“La totalidad de permisos de circulación para el día de hoy ya han sido emitidos. Es importante que nos cuidemos entre todos. Muy pronto podrás volver a casa”, es la leyenda con la que se encuentran quienes al día de hoy siguen intentando volver a sus hogares.

Según fuentes oficiales, las declaraciones juradas ya emitidas, que sirven para todo el grupo familiar, suponen un tráfico de entre 70 y 100 mil personas. Ahora, desde el gobierno informan que monitorean la situación para evitar saturación en las rutas.

Con el permiso en la mano, Liliana tomó su auto y emprendió el viaje de retorno. Sin embargo, no fue grata la sorpresa que se llevó en el primer control caminero que encontró.

En el límite entre La Rioja y Córdoba se encontró con un retén de la policía provincial. Allí un efectivo le pidió la documentación necesaria para circular a pesar de la cuarentena.

Confiada, Liliana le dijo su DNI y el certificado de circulación. “Entonces el policía me dice: ‘Si, ¿y el certificado?’”, relató Liliana a Infobae.

Sin entender, le contestó que ya se lo había entregado. Fue entonces que el policía le explicó que también necesitaba un certificado que demostrara que iba a ir hacia Buenos Aires.

“Yo soy de Buenos Aires, está mi dirección en el documento”, replicó. El efectivo se limitó a repetirle que necesitaba una segunda autorización.

A simple vista, la situación parece ser fruto de una falta de coordinación entre el Gobierno y las provincias, ya que un permiso otorgado por la Nación debería ser suficiente para poder transitar.

Liliana debe salir de La Rioja, pasar por Córdoba y Santa Fe. Por eso le preguntó al policía si necesitaba tres permisos extra, uno por cada provincia. El efectivo no supo contestar y se limitó a señalar que “cada provincia tiene su normativa”.

Infobae consultó tanto al gobierno bonaerense como al Ministerio de Transporte y ambos aseguraron que el permiso nacional es suficiente para poder circular. “No hay un permiso bonaerense”, remarcaron.

Tras ser rechazada, Liliana enfrentaba otro problema: lograr volver a la casa de sus familiares en La Rioja. Algo que pudo hacer gracias a que había tenido la precaución de pasar por una comisaría antes de salir rumbo a Córdoba para dejar constancia de su situación.

“Gracias a eso me dejaron volver”, explicó. Y agregó: “Yo iba con la plata justa, ¿qué hubiera pasado si me quedaba en la mitad de la provincia o en Santa Fe, lejos de mi casa y de la de mi familia?”.

Desde el Ministerio de Transporte confirmaron a este medio que la resolución no dice nada sobre autorizaciones de las provincias de destino.

El caso sorprende ya que como mínimo evidencia descoordinación y falta de comunicación entre jurisdicciones, lo que se suma al hecho de que el sistema anunciado por el Gobierno nacional sólo funcionó por espacio de unas horas.

El certificado que obtuvo Liliana tiene validez hasta este martes. Sin embargo, asegura que ya no intentará volver hasta que no se levante la cuarentena, tiene miedo de quedar a mitad de camino por culpa de la desorganización gubernamental.