Aunque todavía faltan definir algunos aspectos, el gobierno provincial tiene decidido avanzar hacia una nueva etapa del aislamiento por la pandemia: la llamada «cuarentena administrada».

En esta nueva etapa será fundamental la responsabilidad de cada uno. Y la Casa de Gobierno ya advirtieron que no les temblará el pulso a la hora de decidir volver a disponer la cuarentena total si fracasa la apertura.

En ese marco, el gobernador Ricardo Quintela escribió una carta en la que apela a los riojanos y su responsabilidad social para que funcione esta nueva etapa, y advirtió que las saciones para los infractores serán más duras.

LA CARTA COMPLETA:

La conciencia ciudadana será imprescindible para evitar retrocesos en la etapa que viene.

De cara al comienzo de la etapa de cuarentena administrada, es necesario que tengamos bien presente el concepto de la conciencia ciudadana, porque esta noción es la que debe primar en nuestros actos para evitar retrocesos en el plan de salida a la crisis por la pandemia.

En conjunto hemos hecho un esfuerzo grande para impedir el colapso del sistema sanitario en la provincia y deberemos sostenerlo, pero ahora con un mayor nivel de conciencia y consideración para con el prójimo.

En los próximos dias anunciaremos un conjunto de medidas destinadas a reactivar sectores claves de la producción y el trabajo, las cuales se traducirán en un mayor nivel de movilidad social, con el consecuente riesgo que esto implica para la propagación del virus.

Medidas que fueron tomadas en base al diálogo con representantes de una amplitud de sectores que componen nuestra comunidad (sectores económicos, religiosos, de la construcción, académicos, científicos, entre muchos otros).

Por estos motivos, se hace necesario remarcar que el éxito de esta etapa dependerá de la responsabilidad que cada uno de nosotros tenga para con lo colectivo.

En este nuevo escenario que se abrirá y previo al anuncio de los nuevos protocolos, queremos poner énfasis a la necesidad de que cada uno de nosotros actúe priorizando la responsabilidad social que demanda el momento.

Con el objetivo de preservar la vida, el Estado nacional y provincial viene fijando normas para regular la movilidad social y también sanciones para quienes las transgreden en detrimento de lo colectivo. En esta nueva etapa, estas normas habilitarán de manera gradual la reactivación de sectores de la producción y el comercio, pero las sanciones para quienes las transgredan seran más duras.

Como pueblo hemos logrado conmovernos del esfuerzo colectivo y estamos seguros que hemos crecido en conciencia. Y estamos seguros también, que los resultados obtenidos hasta el momento nos fortalecen el ánimo para seguir adelante, sabiendo que vamos en la dirección correcta.

Un gran abrazo desde el corazón.