En el marco de los festejos por el aniversario de Sanagasta, vecinos del departamento intentaron nuevamente hacer conocer su reclamo ante lo que consideran una situación irregular en la adjudicación de viviendas, ya que el actual intendente, Federico Sbíroli, dio marcha atrás a los comodatos que había otorgado su antecesor, José Aparicio.

En ese marco, Irma Ríos, una de las manifestantes que fue neutralizada por la policía, dijo: “Esto marca la soberbia del intendente. No me dejaron pasar para hablar con el gobernador. No puedo permitir este manoseo político, están pisoteando los derechos e ilusiones de la gente”.

Ríos consideró ese accionar como “un manoseo político que no se puede permitir”, y remarcó que “simplemente quería llegar al gobernador para que sepa lo que nos pasa, y me trataron como una delincuente. Me siguieron por toda Sanagasta y me hicieron una persecución en mi propio barrio”, denunció.

La mujer remarcó que “solo pido que respeten los derechos de mis hijos, ellos no tienen la culpa de los manoseos políticos”, al tiempo que agregó que “pido una audiencia públicamente con el gobernador para que escuche nuestro reclamo”.

Fuente: Fénix