Un docente de la Universidad Nacional de La Rioja fue protagonista de una polémica por una publicación en la red social Facebook, en la que criticó al secretario de Derechos Humanos, Délfor Brizuela, y pidió que se le aplique la pena de muerte.

El docente se quejó por unas declaraciones de «Pocho» Brizuela a favor del impuesto a las grandes riquezas que se debate a nivel nacional y pidió «la horca» para el funcionario.

La publicación causó gran impacto entre los usuarios, con comentarios a favor y otros en contra. En el ámbito político hubo comentarios y comunicados de repudio de dirigentes e instituciones contra el docente universitario.

LA PUBLICACIÓN

En un documento firmado por 156 personas repudiaron lo sostenido por Leonardo López, docente de la Universidad Nacional de La Rioja, que hizo circular por redes sociales el domingo último una publicación en que pedía la «horca» para el secretario de Derechos Humanos de la Provincia, Délfor Brizuela, por su posición en cuanto al impuesto a las grandes ganancias.

El documento expresa que “Las/los/les abajo firmantes, queremos comunicar a la ciudadanía en general, el repudio a lo sostenido por el señor Leonardo López, docente de nuestra querida Universidad Nacional de La Rioja, mediante un mensaje que el día 17/05/2020 hizo circular por las redes sociales”, comienza señalando el escrito.

Precisaron que “no obstante, es importante decir que su triste y degradante actitud, nos sirvió para reafirmar y confirmar el valor de la conversación y la discusión acerca de los diferentes criterios que nutren y enriquecen el lazo social y por lo tanto consolidan la vida en Democracia; que aunque fallada e incompleta, es la mejor forma de convivencia que logramos hasta el momento”. Agregaron que “sería una gran falacia si no atendiera a las diferentes perspectivas y criterios. Tenemos el orgullo de ser argentinos y argentinas que dijimos NUNCA MÁS al pensamiento único, propio de los Terrorismos de Estado”.

Señalaron que “como pueblo sobrevivimos injusticias indefendibles; y aún así las soportamos en la medida que fueron decisiones enmarcadas en democracia. Sólo ella nos abre a la posibilidad de un desear, un hacer y rehacer participativo en función de un mundo más vivible”.

“Ahora bien, que este señor plantee la horca, pena de muerte para quien no acompañe su pensamiento, es realmente muy peligroso; no sólo para el Secretario de DDHH Délfor Brizuela en particular, sino para las conquistas alcanzadas y desarrolladas en materia de Derechos Humanos”, concluyeron.