*Por Juan Pablo Parrilla

El gobernador Ricardo Quintela anunció que el martes se habilitará la atención al público en los locales comerciales de la provincia. Será de 9 a 13 horas y con algunas reglas que establece un protocolo, que fue analizado por EL FEDERAL.

Durante la atención, sólo podrá haber un cliente por vendedor, con un máximo de cuatro compradores a la vez dentro del salón, siempre y cuando el espacio del local permita cumplir con el distanciamiento social de 1,5 metros entre todos los presentes. En el ingreso a cada comercio habrá un cartel que indique la cantidad de personas que pueden permanecer en el interior.

El protocolo incluye medidas generales, pero también especifica algunos aspectos de cada rubro. Por ejemplo, a los vendedores de calzado le sugiere ofrecer medias descartables o bolsas a sus clientes para medir el talle. Y en pricipio se prohíbe, al menos por ahora, el uso de probadores de ropa. Por otra parte, si el local vende alimentos a granel, sólo podrán ser manipulados por el vendedor, que deberá usar guantes.

Como ocurre hasta hoy, los clientes de todos los rubros deberán aguardar en las veredas, donde cada establecimiento deberá delimitar con marcas dónde se realizarán las filas, respetando una distancia de 1,5 metros.

En la puerta de los locales, en tanto, habrá dos paños de piso humedecidos con lavandina diluida en agua. Uno estará del lado exterior de la puerta de acceso y el otro, en el interior.

Una vez que el cliente ingrese, tras limpiar la suela de su calzado, si lleva algún tipo de bolsa, mochila o cartera, deberán ser rociadas con alcohol al 70% y serán almacenadas en algún sector ubicado cerca de la puerta, en una zona que deberá ser permanentemente desinfectada, cada vez que haya un recambio de comprador.

Al respecto, la guía que elaboró el gobierno provincial detalla muchos consejos sobre desinfección. Esto incluye, por ejemplo, a toda la mercadería que ingresa al local, a las tarjetas de crédito o débito que entreguen los clientes, al postnet y a los teléfonos (se sugiere el uso de manos libres y evitar los celulares).

Por otra parte, los propietarios deberán proporcionar a sus trabajadores barbijos de recambio diario y guantes en caso de que sea necesario, solución de alcohol al 70% o alcohol en gel, y lavandina diluida para el rociado de los vehículos para el sistema de delivery, que podrá funcionar de 16 a 20 horas y cuyos conductores deberán usar chaleco reflectivo. También deberán facilitar un lugar que será usado como vestuario.

A los empleados se les recomienda destinar dos o tres mudas de ropa exclusivas para trabajar y llevar la menor cantidad de objetos posibles, evitando, por ejemplo, el uso de anillos o collares, o su eventual resguardo durante la jornada laboral. También se les brinda consejos al regresar al hogar: desinfectar la suela de su calzado y todas las superficies que tocaron, e inmediatamente bañarse y lavar su ropa con agua caliente.

En cuanto al momento de abonar, en donde estén ubicadas las cajas deberá haber una barrera física de fácil limpieza, realizada con vidrio o acrílico. Y se incentivará el pago por medios electrónicos o, en su defecto, el pago justo.

MIRÁ LA GUÍA COMPLETA: