Un vecino de Chamical usó parte del bono de 10 mil pesos que entregó el gobierno nacional para hacer una olla popular para personas de bajos recursos. Fue su manera de agradecer a todos los que lo ayudaron a hacer una colecta para su hijo.

“Hace dos semanas cobré el dinero del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), con el que compré mercadería y realicé una locreada para todos los vecinos de mi barrio”, explicó Edgar Pereyra al sitio Los Llanos Online.

“A pesar de no tener un laburo estable, creo que entre todos nos tenemos que dar una mano en estos momentos”, añadió.

El gesto tiene una cuota emotiva extra. Según recordó InfoChamical, durante mucho tiempo Edgar realizó rifas para ayudar a su hijo, que necesitaba dinero para enfrentar un problema de salud, por lo que de alguna manera fue una forma de retribuir a los que colaboraron con él.