Uno de los miembros de la banda conocida como «Los ratones» fue baleado en la noche de ayer en el barrio Ginóbili. Fuentes ligadas a la causa dijeron a EL FEDERAL que los autores serían los hijos de un sujeto que había sido robado por el herido. Personal de la comisaría séptima realizó un intenso trabajo durante toda la noche y logró dar con los elementos denunciados.

«Los ratones» es una banda conocida en la zona. EL FEDERAL ha escrito varias notas sobre ellos. Sus miembros, la mayoría familiares, han protagonizado muchos robos en el barrio Ginóbili. Los vecinos están hartos de ellos. La policía también: los han detenido una y otra vez, pero casi siempre terminan libres por decisión de la justicia.

En ese marco hay que contextualizar lo que ocurrió anoche. Según las fuentes policiales y judiciales consultadas, todo comenzó con un robo. Los hijos de la víctima, luego de hacer varias averiguaciones, concluyeron que el autor era uno de los famosos «Ratones». Y lo fueron a buscar a su casa, en Iván «Pucho» Pérez al 400.

Minutos antes de las 22 horas llegaron en una moto Honda Wave a la vivienda del sospechoso, César Britos, de 20 años. Allí se produjo una discusión y en ese marco los hijos de la víctima le dispararon al presunto ladrón a la altura de la pantorrilla derecha, por lo que tuvo que ser trasladado al Hospital Vera Barros.

La policía, en tanto, realizó un allanamiento a las 3.20 de la madrugada en una vivienda ubicada sobre la calle María Eugenia Ruarte, donde encontró una pistola West 5158, modelo Táctica cold, calibre .9×19, y un revolver Pasper Bagual, calibre .22. Las armas fueron secuestradas y serán sometidas a una pericia para determinar si con alguna de ellas se produjo la agresión.

Finalmente, después de las 4.30 se ordenó la detención de los hermanos Marcelo y Yael Fuentes, los hijos de la víctima, quienes quedaron a disposición de la justicia.