-CHAMICAL- Comerciantes indignados denuncian que la municipalidad autorizó a abrir a unos pocos bares

0
609

Un grupo de comerciantes de Chamical se contactaron con EL FEDERAL para reclamar la apertura de sus negocios y denunciaron que un puñado de locales gastronómicos están abiertos desde hace dos semanas, pero que a otros no los dejan trabajar.

Las redes sociales fueron también las que multiplicaron las quejas, apuntando a las autoridades municipales, que no dejan abrir a la mayoría de los negocios. “Necesitamos trabajar, no damos más”, reclamaron.

“Todos los que vendemos panchos o tenemos carros bares nos preguntamos por qué el bar Azucar y la Axion pueden abrir sus negocios y nosotros no”, se quejaron.

Bar Azucar

“Ellos tienen plata, no les hace falta abrir, pero [la intendenta] Dorita Rodríguez e Iván Cobresí los autorizó. Y a nosotros nos dijeron que si abrimos nos clausuran“, reclamaron. “Ellos tienen plata para poder vivir, nosotros ahora hacemos pastelitos, churros, pan y tortitas para poder tener para comer”, insistieron.

“Abrieron frente a la policía, tribunales y a media cuadra de la Municipalidad, es muy injusto esto que hacen con nosotros los pobres“, indicaron.

Ante la consulta de EL FEDERAL, fuentes de la municipalidad dijeron que la intendente Dora Rodríguez “no sabía que estaban abiertos”.

En este marco, según explicaron a este medio, vendedores ambulantes y aquellos que tienen carros de comida y bares en la zona se organizaron para realizar el reclamo a la intendente en los próximos días, para mostrar un protocolo adecuado y poder abrir sus negocios.

Analizan la apertura de bares y hoteles en la provincia

Aunque ambos sectores aún no tienen fecha de regreso, ya se trabaja sobre los protocolos. En bares y restaurantes habrá un túnel sanitario en el ingreso al local y las mesas deberán estar separadas por acrílicos con dos metros de distancia entre una y otra. La hotelería solo abriría para público proveniente de adentro de la provincia.

El empresario gastronómico Aldo Azarelli dialogó con La Mañana de radio La Red y comentó: “Si la situación sanitaria sigue como hasta ahora creo que muy pronto la hotelería y la gastronomía va a abrir sus puertas. Ya estamos trabajando con el Gobierno en cuanto a los protocolos para ambos rubros. Nuestro sector está muy golpeado y necesitamos volver a trabajar”.

Segón indicó, habrá horarios específicos para cenar: a las 21, a las 22.30 y a la medianoche. Con esto se busca evitar la aglomeración de personas dentro de los bares y restaurantes. 

“Aún no tenemos fecha cierta de regreso de la actividad, a eso lo decide el Gobierno. Todo va a depender de como siga el COVID 19, de si sigue habiendo cero casos en la provincia”, acotó Azarelli.