Pablo Moreno propietario de un gimnasio de esta ciudad capital comentó en comunicación con Radio Independiente 99.1 que “ya estamos trabajando siguiendo todo el protocolo que nos dieron, tenemos metros cuadrados separados donde tiene que trabajar una persona y siempre hay que mantener dos metros de distancia”.

Asimismo explicó “al ingresar pasan por una alfombra o un trapo de piso, luego alcohol y deben asistir los días que correspondan con la terminación de DNI”.

Pablo dijo que su gimnasio se encuentra abierto de lunes a viernes de 10 a 20 horas, horario corrido, en otros lugares abren de lunes a sábados y hasta feriados.

Las clases son durante una hora o 45 minutos para que los 15 minutos sobrantes se pueda volver a limpiar todo, abrir y ventilar, para la próxima clase.

En cuanto al incremento de las cuotas, Moreno sostuvo que “al trabajar con menos personas tuvimos que aumentar el valor de la cuota y ante esto los clientes lo entendieron y lo están pagando, además de que la otra verdad es que en La Rioja los gimnasios siempre fueron muy baratos, y hoy para poder abrir en las cosas de limpieza para la compra hice un incremento de 10 mil pesos”.

Fuente: El Independiente