Con una capacitación previa y un protocolo sanitario que cumplir los bares de La Rioja capital reabrieron sus puertas este jueves.

La gran emoción de este día luego de meses difíciles se notó en Mariela dueña de una conocida confitería frente a la Plaza 9 de Julio.

Las mesas distanciadas, los mozos con máscaras o barbijos un trapo en el ingreso con lavandina son algunos de los protocolos sanitarios que deben implementar desde hoy todos los bares de la ciudad .

Ante esto y con la expectativa de volver abrir, desde temprano los dueños y los empleados iniciaron una nueva jornada llenos de esperanza en esta etapa que inicia en La Rioja.

Mariela, con lágrimas en sus ojos, expresó en Radio Independiente 99.1 la emoción que siente, luego de haberla pasado muy mal durante los tres meses y “hoy me siente feliz de volver y de empezar a trabajar para brindarle a la gente un buen servicio”.

La mirada y la sonrisa no solo cambió desde hoy para los comerciantes sino para todos porque de a poco los riojanos podrán volver a disfrutar un café, una cerveza, o una pizza.

Fuente: El Independiente