Teresa Ávila, comerciante del local gastronómico denominado “Los Tres Porteños”, de Chepes, denunció que llegó a su comercio una persona en nombre del municipio para decirle que si quiere reabrir luego de la flexibilización de la cuarentena deberá pagar un “canon”.

Además de la señora Teresa, varios comerciantes de la localidad mencionaron que también para reabrir sus locales debieron pagar nuevamente un impuesto para que le brinden la habilitación para poder trabajar, por lo que el municipio en vez de ayudar al comerciante local, le pone más gastos de los que ya afrontó por la pandemia por varios meses.

La señora, mencionó a Radio Metro que hablaron con su marido y que nunca le notificaron por escrito, ya que solo le dijeron que tiene que acercarse a Rentas municipal para pagar el monto de $930 para que la gente de Bromatología vaya a su local para darle el permiso para abrir su local comercial, donde vende comida mayormente a los camioneros que transitan por el pueblo.

En el caso de Teresa, con lágrimas en su ojos y visiblemente dolida por lo que está pasando, Avila relató: “Nunca nos invitaron a ninguna reunión para que nos informen qué medidas o protocolo debemos tener para poder abrir, yo solo vivo de éste comercio y fue muy duro estos meses, que tuve que buscar la forma de conseguir el dinero necesario para vivir y poder pagarle los remedios a mi marido. Hice tejidos, arreglé ropa, coloco botones y de alguna manera voy a salir adelante, pero no saldré a pedir ni a robar, porque toda mi vida trabajé para vivir. Solo quiero que me expliquen por qué me cobran para reabrir cuando yo tengo pagado el impuesto por todo el año 2020″.

Teresa Ávila, comerciante del local gastronómico denominado “Los Tres Porteños”

“Voy a ir mañana al municipio, porque nunca me dieron una notificación ni de la reunión que tuvieron con los otros comercios de comida, ni de que debo volver a pagar, cuando hace tres meses que no abrimos y la mercadería que teníamos la comimos, y ahora hay que volver a comprar todo para poder levantar el local comercial, pero por más que abra no me dejarán que los camioneros (que son la mayoría de mis clientes) paren a comer en mi local”, lamento.

“No entiendo por qué nos vuelven a cobrar desde el municipio, y más a nosotros que tenemos pagado todos los impuestos y sé como manejarme con esta pandemia, ya que tengo a mi marido enfermo y debo cuidarme y cuidarlo a él, y ninguno de nosotros cobramos ninguna pensión, ni plan, ni nada del estado.” mencionó.

Fuente: Radio Metro de Chepes