Un menor de edad protagonizó el robo de un teléfono celular ayer a la noche, en el barrio Jardín Residencial, pero fue liberado.

El asalto fue cerca de las 21 horas. La víctima, una mujer de apellido Mercado, fue interceptada por el delincuente, que se llevó su teléfono celular marca Alcatel.

Sin embargo, personal de la comisaría quinta detectó al sospechosos, pero luego de realizar las deligencias de rigor lo entregó a sus padres porque no era mayor.

Fuente: Fénix