Dramático testimonio: la ataron con alambre y la arrastraron, pero la justicia de La Rioja los liberó

Se trata de Palmira, que tiene 66 años, y fue atacada por dos delincuentes. Contó que le taparon la boca, los ojos y la ataron con un alambre. “Estoy muy mal, me veo obligada a dejar mi casa, no quiero vivir más aquí”, manifestó.

0
208

Un tremendo hecho de inseguridad sufrió una vecina de la ciudad, que debido al temor que siente ya no quiere vivir más en su casa.

Se trata de una mujer de 66 años, llamada Palmira, quien vive sola en su vivienda del barrio La Cañada. La mujer ya sufrió cuatro robos, pero el último, registrado el pasado 1 de junio, fue el más violento de todos, ya que la ataron con un alambre, le vendaron los ojos y la boca, y la arrastraron por la casa.

Para colmo de males, uno de los delincuentes es un vecino que vive en la vereda de enfrente, el cual fue liberado tras permanecer solo algunos días detenido.

“Me veo obligada a dejar mi casa, no quiero vivir más aquí. No sé el motivo por el cual me hicieron esto, no molesto a nadie”, relató la compungida mujer.  “Quiero descansar tranquila, así no puedo más, es la cuarta vez que me roban”, agregó.

Sobre el hecho en sí, contó que dos delincuentes entraron a robar y la ataron con alambre. “Me tapó los ojos y la boca, me arrastró hasta el fondo de mi casa. Son dos delincuentes, uno de los cuales vive enfrente”, contó y agregó que “no me llevaron nada, solo me hicieron eso”.

La hermana de la víctima contó además que a la mujer le pusieron un alambre en el cuello y que los delincuentes lograron ser detenidos, porque un vecino escuchó los gritos y llamó a la policía. Sin embargo, solo estuvieron detenidos entre cuatro y cinco días, y luego recuperaron la libertad.

“Estoy muy mal. Tengo mucho miedo, no quiero vivir más acá, quiero irme con mi hermana”, completó resignada.

Fuente: Fénix