El ministro de Salud, Juan Carlos Vergara, informó que en La Rioja habría circulación comunitaria del COVID-19, pero el jefe de Gabinete, Juan Luna, lo rechazó. El experto Claudio Strasorier se mostró más cauto.

La Rioja tiene 10 casos activos de COVID-19. Por ahora, no se pudo establecer cómo se contagió la mujer de 31 años, cuyo caso fue informado el lunes. Tampoco se sabe cómo se infectaron tres de los casos confirmados el martes. Ayer la provincia sumó otros dos análisis positivos, uno de los cuales es un obrero proveniente de San Juan.

La pregunta es si ya se puede declarar que en La Rioja hay circulación comunitaria del virus, es decir, que no se sabe cómo se fueron contagiando los distintos pacientes.

Al respecto, el ministro Vergara fue el más directo. «Hasta hoy podríamos decir que tenemos circulación comunitaria, al no encontrar un nexo epidemiológico, pero esto tampoco nos tiene que alarmar. Lo importante es que estamos detectando lo casos», sostuvo en una entrevista con Laboranti Radio.

Juan Luna, en cambio, lo negó. En declaraciones a Medios Provincia planteó que todavía no se puede asegurar que haya circulación comunitaria del virus, pero admitió que «hay cinco focos detectados que estamos investigando».

Por último, el infectólogo Claudio Strasorier, que asesora al Comité Operativo de Emergencias, advirtió que «está abierta la posibilidad de que haya una posible circulación comunitaria».

No obstante, en una entrevista con Radio Ciudad, llamó a la calma: “La sociedad de La Rioja tiene que estar tranquila. Tenemos que seguir en la misma forma con la información que se ha dado que es clara y técnica para todos los estratos sociales”, manifestó.