Viajaron en marzo a Córdoba por estudios médicos y aún permanecen varados en esa provincia. Se trata de una mujer de 63 años, su hija y dos nietas de 3 y 18 años, quienes imploran a las autoridades que les permitan regresar a Chepes.

El pedido a las autoridades provinciales es porque ya no cuentan con recursos para poder sostenerse en la vecina provincia.

“Es muy triste estar lejos de casa sin abrigos, por eso pido que a través del diario El Cronista hagan conocer mi triste realidad. Estoy pasándola muy mal acá en Córdoba con mis hijas y mi madre”, manifestó Jésica Riquelme.

Fuente: El Cronista de Chepes