*Por Juan Pablo Parrilla

La ANMAT prohibió la comercialización en todo el país de un aceite fabricado supuestamente en La Rioja. Una investigación de EL FEDERAL detectó que la empresa a cargo de su elaboración entró en estado de disolución hace dos años, pero no se pudo controlar el establecimiento -que estaría en Chamical- debido a la falta de vehículos oficiales.

El producto es un aceite de oliva orgánico que hacía la empresa Fincas El Renuevo. Se trata de una sociedad anónima constituida en la ciudad de Buenos Aires el 23 de diciembre de 2005 con el aporte de cuatro socios, todos con domicilio en suelo porteño: Bernardo Floro Schifrin, su entonces esposa Belia Bekerman de Schifrin, Ariel Schifrin y Diana Schifrin. Aportaron 629.578 pesos y constituyeron su domicilio en Galicia 1679, en la capital, aunque años después lo mudaron a Sor Juana Inés de la Cruz 1391, también en Buenos Aires. Parecería ser un emprendimiento familiar.

La empresa, sin embargo, entró en estado de disolución en 2018, según consta en una escritura del 4 de junio de ese año, a partir de la decisión de una asamblea extraordinaria. Se nombró como liquidador a uno de sus socios, el entonces presidente de la firma, Ariel Schifrin.

Basta una búsqueda en Mercado Libre para ver que el aceite de oliva en cuestión todavía se ofrece a la venta. Sin embargo, una investigación de las autoridades sanitarias concluyó que el producto es apócrifo, porque contiene una mezcla de otros aceites. Eso sí: la etiqueta no menciona a La Rioja en ningún lugar. Sí se puede ver, en algunas fotos de envases que figuran en sitios de ventas, que su fecha de vencimiento es en 2021.

La investigación oficial la disparó una denuncia que recibió el Departamento de Vigilancia Sanitaria y Nutricional de los Alimentos del Instituto Nacional de Alimentos (INAL), que tomó una muestra del producto comprado en una dietética ubicada en el centro porteño, la mandó a analizar en el laboratorio de referencia y concluyó que el aceite no cumple con el Código Alimentario “en lo que respecta al perfil de ácidos grasos para aceite de oliva”. Cuando se realizó la pericia, nadie de la empresa se presentó a controlarla.

El siguiente paso fue consultar a la Dirección de Seguridad de Alimentos de la provincia de La Rioja sobre los números de registro que había en el envase del producto. Allí se confirmó que uno de los registros de El Renuevo SA estaba vencido, mientras que el otro número que figuraba en la etiqueta corresponde a otra empresa. También se constató que el 31 de diciembre de 2018 El Renuevo había sido dado de baja del registro de productos orgánicos.

En ese punto de la investigación se produjo una preocupante curiosidad. Desde el INAL pidieron que las autoridades de la provincia hagan una inspección en el establecimiento de Fincas El Renuevo, que estaría en Chamical –aunque este dato no pudo ser corroborado por este medio–, pero la respuesta fue la siguiente: “No se pudo realizar en virtud de que esta jurisdicción [La Rioja] no tiene vehículo desde diciembre de 2019 en virtud de que todos los vehículos se pusieron a disposición de la campaña de dengue y después de la campaña de coronavirus”.

Ante toda esa prueba, la ANMAT emitió una resolución que hoy se publicó en el Boletín Oficial, que prohíbe “la comercialización en todo el territorio nacional del producto rotulado como: ‘Aceite de Oliva Orgánico Extra Virgen 100% Natural Fincas El Renuevo, RNPA N° 12001607, RNE N° 12000521’”.