Jonathan, un joven que tiene 31 años, es hijo de Mónica, la mujer de 49 años, que fue agredida por su ex pareja, un hombre de 54 años de apellido Sotomayor, que la atacó y le provocó graves lesiones, en un hecho registrado hace unos días en el barrio Santa Catalina.

“Mi madre está fuera de peligro, la estamos atendiendo con mis hermanas”, contó visiblemente dolido. “Nos tocó vivir un infierno, que no tiene explicación. Mi viejita no se merecía una cosa así”, relató.

Sobre el estado de salud, contó que a su madre “le van a quedar secuelas físicas”, aunque remarcó que “se está alimentado sola, puede caminar con ayuda y hablar”. Además, agregó que su madre tiene un almacén, y que él junto a sus dos hermanas están llevando adelante el negocio.

“Ella dijo que no creía que mi padre pudiera hacer una cosa así. Siente culpa y me pide perdón, yo estoy destruido”, remarcó.

El joven manifestó la terrible situación que vive desde el ataque y los sentimientos encontrados que le provocó el hecho, ya que su propio padre es el autor del ataque, el cual se encuentra detenido, acusado del grave delito de tentativa de homicidio.

“A mi papá lo quiero mucho. Nunca pensé que iba a pasar algo así. Siento mucho dolor, tengo sentimientos cruzados, pero lo más importante es que los dos están con vida”, relató.

Sobre la situación del padre, indicó que “por ahora no quiero hablar con él. Solo le pido a Dios que le cambie la cabeza”, dijo entre llantos.

Jonathan se refirió a la relación entre sus padres, y contó que estaban separados desde el año pasado, y que años atrás habían tenido algunos antecedentes de violencia familiar. “Hace unos años había tenido un episodio violento. Tratamos de hablarlo. Pero no se dejó escuchar y ayudarlo, y hoy estamos pasando por esta situación”, manifestó.

“Me gustaría que me de una explicación, por qué me hizo vivir esto”, dijo sobre qué le diría a su padre y si bien dijo que por ahora no quiere hablar con él, contó que días atrás le llevó un medicamento al lugar donde se encuentra detenido.

Por otro lado, el joven se mostró molesto por el accionar de sus tías, las hermanas del padre, quienes violentaron la vivienda del barrio Jardín Residencial, de donde sacaron todas las pertenencias de su padre.“Saquearon las cosas y se las repartieron. Lo única que logran es hacer más grande el problema. Nos siguen hiriendo más”, remarcó.

Por último, el joven se refirió a la situación que vivió en el momento de los hechos, ya que tras ser avisado por los vecinos, él fue quien trasladó a su madre hasta el hospital. “Pensé que mi viejita se me moría”, relató sobre lo que sintió al ver a su madre prácticamente agonizando.

Para finalizar, el joven reiteró que su principal preocupación, más allá de la salud de su madre y la situación de su padre, es encontrar una explicación a lo sucedido. “Le pido a Dios que me ayude a encontrar una explicación por esto. Somos buena gente, no molestamos a nadie, estamos viviendo un infierno”, resumió.

Fuente: Fénix

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra