El gobernador Ricardo Quintela se reunió en la mañana de este jueves, en la Residencia Oficial, con el ministro de Agua y Energía, Adolfo Scaglioni, y otros funcionarios. Los ejes del encuentro fueron los trabajos de mejoramiento de seguridad que se realizaron en el dique de Los Sauces, el poco aumento del caudal que tuvo en el último mes y analizaron las acciones en relación a un proyecto de limpieza de sedimentos en distintos sectores del espejo de agua.

El gobernador riojano anticipó una fuerte política de saneamiento y limpieza del espejo de agua y el río que provee el líquido elemento, con la finalidad de asegurar capacidad de provisión en la temporada estival. Quintela además, solicitó una pronta intervención para mejorar la capacidad de agua y establecer mejoras desde el punto de vista turístico, ya que el Dique es un lugar a pocos kilómetros de la ciudad Capital, de singular belleza y enclavado en una geografía envidiable.

El ministro indicó: “Sabemos que está con mucho barro y necesita más capacidad para que el agua pueda ingresar sin problemas. Por ello trabajaremos por el dragado del río que trae agua hacía el dique”.

Agregó que el mandatario provincial autorizó que “avancemos con el proyecto y lo presentaremos ante la Nación lo más rápido posible para que comencemos a trabajar en esto. Perseguimos dos objetivos principales. Por un lado el suministro que viene a ciudad Capital, que es distribuida en el centro y se potabiliza en la planta de Los Filtros”.

“El otro -amplió- tiene que ver con un aspecto turístico, que traerá muchos beneficios. Esta decisión surge a raíz de un pedido que nos hizo el Gobernador, para que intervengamos y rápidamente podamos elaborar el proyecto para gestionar los fondos ante el gobierno nacional”.

Aseguró que “estamos anticipando esta situación para que comencemos a cuidar el agua para que pueda alcanzar a todos y pasar un verano tranquilo”.

El Dique de Los Sauces provee agua potable a la Planta Potabilizadora de los Filtros y de allí refuerza la provisión a toda la ciudad Capital. En la temporada de invierno, cuando las precipitaciones menguan, es ideal para el trabajo de limpieza, dragado y embellecimiento, de cara a las tórridas temperaturas del verano riojano.