La pandemia ha traído a los usuarios de las redes sociales más horas en una computadora con el peligro de algo insólito que está ocurriendo en varias provincias del país: bingos clandestinos en vivo.

La voz del organizador del bingo es aparentemente «porteño», pero es simplemente un detalle al juego ilegal vía Facebook, del cual promete un premio de 600 pesos, a cambio de la compra de un cartón virtual que vale 60.

El pago de los cartones se realizan de varias formas. Transferencia bancaria o con una conocida aplicación, por lo que desde un celular se puede realizar, con la confirmación de la compra al recibir un mail del organizador o vía WhatsApp.

El bingo clandestino ha sido un atajo para la gran cantidad de gente, ludópatas y «timberos», que encontraron la forma de participar en este juego y apostar una y otra vez. No existen controles o fiscalizaciones de estos grupos que han ido creciendo a medida que el encierro por el coronavirus se prolongó en todo el país.

¿Cómo funciona?

Los bingos virtuales funcionan utilizando Facebook Live, del cual usan grupos con numerosos miembros para realizar las transmisiones en vivo, y aunque varios usuarios reportan como ilegal la actividad, la red social no llega a tiempo para cancelarlo.

Venden 35 cartones, que van desde los 60 a 500 pesos, y luego con una aplicación desde un celular, realizan el sorteo. En los de 60 pesos, prometen un primer premio de 600 pesos y un segundo premio de 250. El organizador puede tener una ganancia de 15.000 pesos por cada ronda finalizada.

Por supuesto que el juego no tiene control de nadie ni fiscalización de entidades de gobierno, y no paga impuestos provinciales.

cialis sipariş cialis 100 mg cialis 5 mg geciktirici viagra