En la oportunidad el doctor Guglieri dijo que “el aumento de casos obviamente que nos preocupa, sabemos que tenemos una curva ascendente a nivel del país, porque el país está teniendo la misma curva, no sé si lo esperábamos pero uno siempre trata de que sea el menor impacto posible, pero sin duda que la realidad nos está diciendo que hay mucha más circulación del virus y vamos a tener que adecuarnos a eso”.  

En cuanto a la posibilidad de volver de fase Guglieri explicó que “por el momento se desestimó eso, esto puede ser hoy y capaz que mañana cambia, lo que si tenemos que tratar de trabajar más es en la concientización del como circula este virus”.

Aclaró que este virus “circula por contacto, la gente tiene que entender que se va a seguir transmitiendo a medida que la gente se reúna, y no hablo del comercio, porque el comercio es donde más se cuida la gente, sino hago referencia a las reuniones familiares, y que nos juntamos con personas que hacen mucho que no vemos o amigos, y todo eso genera que haya circulación del virus en gente que no tiene síntomas, entonces uno cree que está bien y se junta con otro y este otro se junta con otro y así se llega a esparcir esto que es muy contagioso”.  

Camas disponibles

El subsecretario de Políticas Hospitalarias manifestó “tenemos dos centros en los cuales tenemos la mirada puesta que son el Hospital de Clínicas y el hospital Enrique Vera Barros”.  

En el Hospital Vera Barros está trabajando entre un 60 o un 70 por ciento de su capacidad, la parte respiratorio también está trabajando en esa capacidad y el Hospital de clínicas está en un 40 por ciento aproximadamente, que no es un número malo como para salir corriendo a desesperarse, pero nosotros estamos permanentemente preocupados en eso y mirando eso lo único que podemos hacer en este momento es que la gente entienda que no se debe juntar”, aseguró.

INCOR

“Esa institución tomó la decisión de no admitir más pacientes desde el sábado cuando se conoció que uno de los integrantes de su staff había dado positivo. Ayer cuando se planteó la situación de todos los casos positivos que tuvieron que gracias a dios son colegas que están asintomáticos, se tomó la decisión de dejar de admitir nuevos pacientes, cerrar las puertas hacia afuera, pero seguir trabajando adentro con los pacientes que estaban todavía internados y que sabemos que son negativos”.  

Fuente: El Independiente