La situación se dio pasadas las 14 horas de este martes, en una vivienda ubicada en el Barrio Boedo de Chepes, cuando personal de la comisaría debió apersonarse en el lugar para concretar el despeje de más de 50 personas que se encontraban compartiendo un almuerzo.

Al hacerse presentes en el domicilio los efectivos y consultar al propietario los motivos por los cuales se encontraba este número de personas en el interior, les habrían informado que la hija de los dueños se encontraba cumpliendo 15 años y para celebrarlo organizararon un almuerzo familiar.

La totalidad de los comensales y asistentes al almuerzo, tras ser informados de que no podían permanecer en el lugar, se retiraron de la vivienda sin inconvenientes, mientras que el padre de la quinceañera deberá comparecer ante las autoridades policiales para ser notificado de la falta en la que incurrió y posteriormente afrontar la determinación que tomará la justicia al respecto.

Fuente: Radio Metro de Chepes