Luego de las declaraciones del flamante titular del Parque Eólico Arauco, Ariel Parmigiani, sobre la crítica situación financiera de la sapem, el gobernador Ricardo Quintela ordenó una suerte de auditoría oficial en un decreto al que accedió EL FEDERAL.

En sus argumento, alegó que uno de los objetivos de su gestión es «el reordenamiento y control de todas las empresas o sociedades en las que el Estado provincial sea parte».

En ese marco, indicó que «resulta indispensable instruir a las áreas de gobierno a fin de recabar la mayor información respecto del estado del Parque Eólico Arauco Sapem y dilucidar su situación actual patrimonial, de gestión técnica, societaria, de procesos internos y comercial».

En concreto, el artículo 1 del decreto instruye «a la Jefatura de Gabinete, al Minsiterio de Hacienda y Finanzas Públicas, y al Ministerio de Agua y Energía, a fin de requerir y recabar toda la información y/o documentación respecto de la situación actual patrimonial, de gestión técnica, societaria, de procesos internos y comercial de la empresa ‘Parque Eólico Arauco Sapem’ y sus compañías controladas, debiendo remitir ante el suscrito en carácter de urgente un informe acabo de la situación existente».

A su vez, el artículo 2 instruye al Asesor General de Gobierno «para que efectúe el control de los trámites administrativos que surjan a consecuencia del presente decreto, a los efectos de verificar el cumplimiento de la Constitución y las leyes vigentes en la materia».

MIRÁ EL DICTAMEN COMPLETO: