Se llama Nicolás Martínez y es médico terapista en neonatología del hospital de La Madre y el Niño. En un crudo relato por video, reclama que no tiene oxígeno y que lleva 2 días que no tiene asistencia, empeorando su condición clínica. El video rápidamente se hizo viral en toda La Rioja.

«Nunca imaginé pasar esto en el Vera Barros», dijo Martínez, agregando que «ustedes ven como tengo las manos, tengo algo saturado, las manos las tengo acrocianóticas, a pesar que la madre de mi hijo trabaja acá», relató.

«El sistema de Salud de La Rioja está colapsado, para que vean que la atención no es buena», agregando entre lágrimas que «estaría bueno que el gobernador vea este video para que sepa que las cosas no se están haciendo bien».

«Ya no me interesa si el gobernador toma medidas conmigo», continuando con su dramático relato: «No me importa señor gobernador si me quiere correr, lo que me interesa es estar con mis dos hijos».

El video fue enviado por colegas del médico a EL FEDERAL, pidiendo a las autoridades que tomen medidas urgentes con Martínez porque «se está muriendo».