Los hechos delictivos en instituciones educativas de La Rioja no son ninguna novedad, ya que son muchos los ejemplos que grafican cómo constantemente han sido blanco para los delincuentes.

Sin embargo, el caso de la Escuela Nº 410, ubicada en la zona sur de la ciudad, se convirtió en un caso extraordinario, ya que según las autoridades, ya se realizaron un total de cien denuncias por robos.

Así lo confirmó el propio director del establecimiento, profesor Jorge Cáceres. “Estamos preocupados y muy dolidos. Gente anónima ingresa a la escuela y nos hace daño”, relató visiblemente compungido por la situación y por la falta de respuestas desde las autoridades competentes.

El director de la escuela de nivel primario contó que los delincuentes se llevaron hasta el cartel identificatorio con el nombre del colegio y las placas de mármol que están en el ingreso.

“El domingo a las 14.20 recibí un llamado donde me informaron del último hecho en el cual se llevaron dos bombas y cuatro tanques australianos de mil litros”, detalló.

El profesor Cáceres negó que se trate de una cuestión personal ante su persona, ya que contó que la escuela abrió en el 2009 y desde ese entonces “todos los equipos de gestión han pasado por lo mismo”.

Fuente: Fénix