El Ministerio de Salud, a través de la Dirección de Fiscalización, comunicó a la población que está prohibida la comercialización de todo tipo de test rápido para COVID-19 o HIV. Estos productos deben estar autorizados por el área ministerial correspondiente.

Desde el área de Fiscalización, a cargo del doctor Federico Montivero, se informó que los test tienen que ser supervisados por el Ministerio de Salud Pública de la provincia con participación activa del Comité Operativo Emergencia, para determinar su procedencia, su confiabilidad y la garantía de los mismos, sumado al proceso de lo que significa su resultado.

«Asimismo, queremos dejar en claro que todo test, al igual que los medicamentos, tienen que llevar la respectiva autorización por parte del Ministerio de Salud de la Provincia, único ente hoy en brindar la asistencia mediante la técnica de PCR y no test rápido», aclararon las autoridades en un comunicado.

«De manera -siguieron- tal que todo lo que se vende vía Facebook, Instagram, Twitter y otras redes sociales, son ilegales. Además los resultados obtenidos de estos estudios clandestinos no son registrados en las bases de datos tanto Nacionales como Provinciales».