El 63% de las muertes por COVID-19 en La Rioja se produjeron desde que volvió la fase 1

0
186

*Por Juan Pablo Parrilla

El Ministerio de Salud riojano informó ayer que 7 personas internadas con COVID-19 fallecieron, por lo que la provincia acumula 103 muertes vinculadas a la pandemia y 2.744 casos confirmados.

De esta forma, desde que el martes 18 de agosto la provincia retornó a la fase 1 fallecieron 65 pacientes con COVID-19, lo que representa el 63,10% del total de muertes vinculadas a la pandemia en menos de 3 semanas.

La tasa de letalidad en la provincia, del 3,75%, sigue siendo una de las más altas del país y es casi el doble que la media nacional. Sólo es superada por la provincia de Chaco, según un informe publicado esta semana en Infobae.

En cuanto a los casos acumulados, en estos 18 días la provincia confirmó 1.698 casos, el 61% del total. El promedio es de 94 casos nuevos por día, pero en la última semana esa cifra trepó a 130.

Otro dato relevante es la tasa de positividad, es decir, la cantidad de muestras analizadas que terminaron con un diagnóstico de COVID-19 y que la Organización Mundial de la Salud aconseja que sea de en torno al 10 por ciento. Desde que volvió la fase 1 se hicieron 3.956 tests, a razón de casi 220 por día, el 42,92% de los cuales fueron positivos.

Ese promedio es prácticamente el mismo que hubo en los días anteriores al retorno a la fase 1, pero muy lejos del nivel de testeo de los primeros meses de pandemia. En efecto, el 17 de agosto había sido del 42,53%, mientras que un mes antes, el 17 de julio, había sido del 19 por ciento.

Por otra parte, las autoridades precisaron que ayer se procesaron 370 muestras, de las cuales 153 resultaron positivas. Además, 67 pacientes fueron dados de alta, por lo que la provincia tiene 1.237 casos activos.

Imagen