El hombre de 60 años, que estaba siendo buscado desde el 30 de agosto, cuando se ausentó de la clínica Llanos, en la que estaba internado, fue hallado por la policía de la Provincia de La Rioja en un terreno baldío. Araya fue trasladado al Hospital Vera Barros con signos de deshidratación.

Efectivos de la Policía de La Rioja y persona del Centro Integral de Seguridad Ciudadana 911, localizaron a Mario Araya mediante la utilización de las cámaras de video vigilancia que están distribuidas en la ciudad. De esta manera se pudo dar con el paradero del ex boxeador, pasado el mediodía de este sábado 5 de septiembre en un descampado del Barrio Aguadita de Vargas.

Mientras personal policial estaba rastrillando en la zona de Av. Ramírez de Velasco, un vecino se acercó al puesto de control para dar aviso que, en el fondo de su casa, lindante a un terreno baldío, estaría la persona que estaba siendo buscada.

Los efectivos policiales llegaron hasta el lugar y efectivamente se trataba de Mario “Potrillo” Araya, por lo que dieron aviso de manera urgente al 107 para darle la atención primaria correspondiente, y luego ser trasladado al Hospital Regional “Enrique Vera Barros”.

Araya estaba internado en la Clínica Psiquiátrica Llanos y el domingo 30 de agosto, cerca de las 22 horas se fue de allí, ante un aparente descuido del personal de ese centro médico. El juez de Instrucción, Sebastián Bracco, estuvo a cargo de la búsqueda de esta persona. A raíz de esta situación se inició un proceso penal al director del establecimiento, Oscar Llanos.

Trabajaron al momento de dar con el paradero de Araya, el comisario Carlos Gómez, jefe de la comisaría segunda, el director de Investigaciones, comisario Fabián Sosa, personal de 107, Bomberos Voluntarios y Personal Policial del Centro Integral de Seguridad Ciudadana 911.