Frente al Parque de la Ciudad, del otro lado de la avenida de Circunvalación, hay tres piletas que nunca funcionaron por supuestas filtraciones en sus losas, pero cuya construcción costó mucho dinero. Esta investigación de EL FEDERAL busca determina qué pasó.

La construcción de las piletas fue parte de la ampliación del Parque de la Ciudad. La idea original era hacer tres piletas, una pista de motocross, otra de bicicross, canchas de fútbol 5 y de jockey, espacios verdes, baños, solares y veredas.

El costo total de las obras hasta su abandono a precio aproximado de hoy, según las fuentes consultadas por EL FEDERAL, fue de unos 50 millones de pesos hasta el abandono del proyecto. Las mismas fuentes aseguraron que fue por contratación directa y que todo estuvo a cargo del administrador del Parque de la Ciudad, Miguel Ángel «Lito» Asís.

Ante la falta de documentos públicos que corroboren la información brindada por las fuentes, EL FEDERAL se contactó con «Lito» Asís para conocer su versión, pero el administrador del Parque de la Ciudad se negó a dar una entrevista.

La fallida ampliación del parque

La idea comenzó a gestarse en el año 2013 y los primeros trabajos comenzaron al año siguiente, durante la gestión como gobernador de Beder Herrera. El trabajo quedó a cargo de Lito Asís y contó con la participación de la arquitecta Valeria Soriano, en un predio de 4 hectáreas que, según alardeaban las autoridades en su momento, albergaría a unas 4.500 personas en temporada de verano.

Visita para constatar el avance de las obras, el 25 de octubre del 2014

En la ocasión, Beder Herrera destacó la celeridad y calidad de los trabajos que se ejecutaban y adelantó que a fines de noviembre del 2014 sería habilitadas las piletas, con acceso gratuito a todos los riojanos.

«Estamos haciendo muchas obras para que las piletas estén impecables», indicó Beder Herrera en esa época. Y dijo que el sector contaría con un importante parquizado y sectores que brinden sombra. «Va a ser un lugar único en La Rioja«, resaltó.

Ante la falta de documentos oficiales y la escasa transparencia de todas las obras durante la gestión de Beder Herrera, EL FEDERAL consultó a varios protagonistas de esos años para intentar descifrar cómo se realizó la construcción. Todas las fuentes coinciden en que las obras fueron realizadas por contratación directa, con fondos entregados desde la gobernación a los constructores.

De acuerdo a esa reconstrucción realizada a partir del testimonio de distintas fuentes, la sapem Rioja Vial ejecutó los primeros movimientos de tierra en el predio, mientras que Lito Asís fue el encargado de la construcción de las piletas.

A su vez, Rioja Vial habría realizado las veredas y los solares, mientras que las piletas se habrían hecho con hormigón adquirido a la empresa de Gabriel Rodríguez.

Las piletas tienen una superficie de 30 por 50 metros, es decir, 1.500 metros cuadrados cada uno, con un costo aproximado en unos 30 millones de pesos en total.

Lo más triste es que, según las fuentes, al poco tiempo de fraguado, se determinó que las losas puestas en las piletas estaban quebradas, produciendo grandes filtraciones, quedando totalmente obsoletas.

FOTOS ARCHIVO

EL FEDERAL intentó ingresar al predio, pero un trabajador de manera firme dijo que estaba prohibido. Sin embargo, desde afuera se pudieron sacar las siguientes imágenes: