A 25 años de la explosión en la planta de Fabricaciones Militares que dejó un saldo de 7 muertos y 300 heridos, la municipalidad de Río Tercero decidió este martes declarar como «persona no grata» al expresidente Carlos Saúl Menem, al que acusan como principal responsable del atentado.

El artículo 1° del decreto Nº 638/2020, firmado por las autoridades municipales, declara «persona no grata al Sr. Carlos Saúl Menem, por las razones expuestas en los considerandos del presente Decreto».

Dentro de las consideraciones, el municipio advierte que «dicho atentado fue pergeñado, guiado e implementado por el Estado, así lo señala el fallo judicial que asegura el ‘pleno convencimiento de que se trató de un atentado provocado de modo intencional, organizado y direccionado para lograr el ocultamiento de pruebas sobre el contrabando de material bélico y la consiguiente impunidad de sus autores y cómplices'».

También remarca que «el mismo habría sido perpetrado por las altas esferas del Poder Ejecutivo conducido por ese entonces por el expresidente Carlos Saúl Menem» ya que «así lo denunciaron las primeras voces que se alzaron en búsqueda de justicia».

Y aclara que «después de varios años de pedir justicia hubo condena para algunos de los involucrados y se espera desarrollo del juicio que tendrá en el banquillo de los acusados» a quien fuera mandatario entre 1989 y 1999.

Por todas esas razones, las autoridades, encabezadas por el intendente Marcos Ferrer, decidieron también prohibir «erigir estatuas, monumentos, alegorías» en homenaje al político riojano ni «imponer su nombre a calles, avenidas, plazas, paseos o lugares públicos».

“El Municipio de la ciudad de Río Tercero reivindica su derecho irrenunciable de verdad, justicia y reparación histórica por las explosiones ocurridas en Fábrica Militar Río Tercero, los días tres y veinticuatro de noviembre de mil novecientos noventa y cinco», agrega el decreto.

Menem será indagado el próximo 24 de febrero en el tribunal oral federal 4 (TOF 4) de Córdoba para determinar si tuvo tuvo alguna responsabilidad en la orden de ejecutar de esas explosiones. El ex senador Eduardo Menem se quejó de la convocatoria y dijo que el TOF 4 debería haber esperado que la Corte Suprema de Justicia de la Nación decida si confirma la condena de su hermano en la causa madre de este caso, la de la venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia.

Las dos primeras detonaciones se produjeron en la planta de descarga y la tercera, y más importante, tuvo lugar en el depósito expedición y suministros. La Justicia determinó, con un peritaje, que el trotyl almacenado no podría haberse encendido por la chispa de un sampimóvil o de una colilla de un cigarrillo, sino por un detonador.

De esta forma, miles de proyectiles acumulados en los polvorines de la fábrica se esparcieron por los barrios de Escuela, Las Violetas, Libertador y Cerino, causando también grandes daños materiales.

Una pericia contable determinó que al momento del siniestro, faltaban entre 24 mil y 49 mil municiones de la fábrica, según el inventario.