Vanesa Leguiza, la madre de Lucas Luna, el pequeño de 14 años que en agosto murió tras un siniestro de tránsito, dialogó con Fénix luego de las declaraciones del abogado de Rosa Domínguez Castro Pérez, en las cuales advirtió que no está demostrado que su clienta haya sido responsable del hecho y además quejó de que haya sido tratada como asesina por los familiares de la víctima.

“Después de tres meses, sale a pedir que no la tratemos de asesina. Pero como quiere que la tratemos, si atropelló a mi hijo y lo dejó abandonado como un perro”, dijo la madre del pequeño.

Además contó que hablaron con el secretario de seguridad, Pedro Fuentes, quien mostró una falta de sensibilidad ante el caso: “Nos dijo que la nombren o no, a nosotros no nos vale de nada, porque ese hecho no le devuelve la vida a mi hijo”.

Sobre los reclamos para que no sea nombrada en la escuela de cadetes, insistió en que “vamos a seguir acá, hasta que nos atienda el gobernador. Si no, me voy a quemar gomas a las puertas de la casa de la señora”.

Pido al gobernador que se haga justicia, que se pongan de mi lado, porque si hubiera sido al revés, mi hijo ya estaría condenado”, agregó Vanesa.

En el mismo contexto, la mujer consideró que la conductora del vehículo “mató a mi hijo y la están premiando con un cargo”. “Siento un vacío en mi alma, pero la justicia no ve el daño que se hizo”, agregó y contó que tanto ella como también su hija de ocho años, están bajo un tratamiento psiquiátrico a partir de la muerte de su hijo.

Fuente: Fénix