En la localidad cordobesa de Villa Cerro Azul, el intendente Andrés Oscar Data fue suspendido de su cargo por publicar una imagen en que Hitler bromea sobre los campos de concentración y las tomas de tierras.

Es exactamente el mismo meme que publicó el funcionario municipal riojano Daniel Molina Brahim, quien alegó que sólo «quise poner un poco de humor», con la imagen que reivindica el asesinato de millones de personas.

En La Rioja hubo otro caso similar, del subgerente de Medios municipal, Jorge Brizuela Cácaeres, quien permanece en el cargo a pesar de haber reivindicado la figura de Videla en un meme.

En Córdoba, en cambio, se avanzó contra estos casos. En efecto, la diputada provincial Patricia Ferrari Rueda fue suspendida y denunciada penalmente por pedir que vuelvan los «Falcón verdes» para «impartir justicia».

En Río Cuarto, en tanto, el asesor Carlos Borsato tuvo que renunciar en un medio de la polémica que se armó por sus memes reivindicando a Videla.